nación

Mocoa: autoridades realizarán un recorrido en cercanías del río Mulato para evaluar si hay afectaciones o daños

El alcalde (e), Jorge Hernán Bastidas, aseguró que se tomó la decisión de adelantar un recorrido y hacer un balance sobre toda la rivera del río para evaluar todos los daños que se han podido generar.


Luego de una reunión de emergencia que hicieron las autoridades en Mocoa tras las alertas que se encendieron por la creciente súbita del río Mulato, uno de los tres afluentes que rodea la ciudad, el alcalde (e) de la capital de Putumayo, Jorge Hernán Bastidas, aseguró que se tomó la decisión de adelantar un recorrido y hacer un balance sobre toda la rivera del río para evaluar todos los daños que se han podido generar.

Sin embargo, el funcionario insistió en que por ahora no hay “reporte de víctimas ni daños en los bienes materiales”.

En ese sentido, Bastidas explicó lo que ocurrió en la noche del miércoles: “Se presentó una creciente súbita del río Mulato, la primera fue mucho más fuerte, tuvimos dos posteriores pero no con tanta intensidad como la primera, la gente se evacuó de manera oportuna y se informó mediante las alertas tempranas”.

Por su parte, Robinson Lemus, coordinador del Sistema de Alertas Tempranas de Mocoa, explicó que “el sistema de alertas tempranas funciona todo sincronizado, pues primero tocó hacer perifoneos sobre la cuenca del río Mulato, en los barrios cercanos y posteriormente activar las alarmas de evacuación que se activan para todo Mocoa, pero sobre todo para los barrios cercanos al río (...) Todo el proceso tardó de 10 a 15 minutos con tiempo previo a que esta microavalancha se hiciera presente a la entrada del casco urbano de Mocoa”.

Como se sabe, la alerta se presentó para los habitantes de barrios como Pablo Sexto, Américas, 17 de Julio, entre otros, por donde pasa el río Mulato, ciudadanos a los cuales se les dio una orden de evacuación preventiva para evitar emergencias similares a la que se presentó en abril de 2017 y que devastó la ciudad.

Los reportes preliminares indican que la creciente en este río se debe a un represamiento en la parte alta del afluente, lo que ha ocasionado que el agua llegue a la ciudad con mayor fuerza y, además, con materiales como troncos y piedras.

La orden de las autoridades fue que las familias evacuadas no regresaran a sus viviendas todavía, aun cuando el riesgo había disminuido, pues se monitorearía constantemente al afluente durante horas de la noche del miércoles, antes de descartar un riesgo mayor o de avalancha.

Otra de las recomendaciones de las autoridades es que en los momentos de evacuación los ciudadanos no se ubiquen sobre los puentes de la ciudad para presenciar la creciente de los ríos, con el fin de evitar otro tipo de emergencias.

En la tarde del miércoles el alcalde de Mocoa había visitado con otros funcionarios el sector de Puerto Limón, desde donde se entregó un balance de la ola invernal en la región y también de las obras de mitigación del riesgo en el río Mocoa, que se apreciaba con una creciente alta producto de las precipitaciones, situación que contribuyó a la alerta presentada en las últimas horas.