accidente

Niña de un año cayó del balcón de un apartamento en Barranquilla

Es el segundo caso de este tipo que se presenta en Barranquilla en menos de un mes.


Una pequeña de un año se cayó de un segundo piso en un apartamento en Barranquilla y se debate entre la vida y la muerte en la unidad de cuidados intensivos del hospital Camino Universitario Adelita de Char.

La pequeña cayó del balcón del segundo piso de una vivienda ubicada en el barrio Caribe Campestre, en el suroccidente de Barranquilla, donde vive con sus padres, según la emisora Blu Radio.

Las autoridades establecieron que la menor y su madre se encontraban en el balcón cuando ella se fue al vacío en un accidente.

Fue trasladada a urgencias donde le diagnosticaron la fractura de una de las costillas y un trauma craneoencefálico, por lo que en estos momentos permanece con respirador artificial, informó el noticiero radial.

“Se realizaron las valoraciones correspondientes y estudios necesarios. Por el momento, se encuentra estable en la UCI pediátrica bajo sedación y soporte ventilatorio para su protección”, informó María Stella Atala, coordinadora de pediatría de Mired IPS.

Este es el segundo caso de este tipo que se registra en menos de un mes en Barranquilla. Vale la pena recordar la historia de Elian, un pequeño de un año y ocho meses que cayó de un séptimo piso y sobrevivió milagrosamente.

Información preliminar señaló que el pequeño, supuestamente, se acercó al balcón sin que nadie se percatara y cayó al vacío, a eso de la 1:30 p. m. del lunes 14 de febrero. Aseguran que al momento del accidente, el pequeño se encontraba en compañía de su mamá.

Tras la caída, el menor terminó sobre un jardín. Gravemente herido fue trasladado hasta el Hospital Universidad del Norte del municipio de Soledad, donde fue atendido.

“El paciente se encuentra en condición estable, sin embargo, se encuentra bajo estricta vigilancia y bajo pronóstico reservado ya que las circunstancias descritas en relación con la forma como ocurrió el aparente accidente, pues así lo justifican. El hospital ha dispuesto todo su equipo profesional y tecnológico para atender todos los requerimientos de este caso”, indicó Diego Castresana Díaz, director ejecutivo Hospital Universidad del Norte, según Blu Radio.

Entre tanto, la Policía de Infancia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) se encuentran al frente del caso.

En días pasados, también en Atlántico, un juez de control de garantías envió a la cárcel a una mujer de 22 años que habría tratado de asfixiar a su hijo de dos años, en una invasión conocida como Villa Lewis, municipio de Sabanalarga.

“El contundente material probatorio recopilado por los investigadores, bajo la coordinación de una fiscal de la Seccional Atlántico, permitió que un juez de control de garantías impusiera medida de aseguramiento en centro carcelario contra la joven”, indicó la Fiscalía.

Además, esa entidad informó que en medio del proceso investigativo hallaron un video que la presunta agresora grabó y en el que quedó registrado el hecho, ocurrido el pasado 22 de enero.

La mujer fue capturada en flagrancia por uniformados de la Policía de Vigilancia en esa población del departamento.

“Por estos hechos, el ente acusador le imputó el delito de violencia intrafamiliar agravada, al cual no se allanó durante las audiencias preliminares. Entretanto, el menor fue puesto bajo custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF)”, concluyó el ente acusador.

Otra tragedia en Atlántico

Un menor de tan solo tres años falleció tras quedar aprisionado entre las barandas de un camarote y la pared en Barranquilla.

El trágico suceso habría ocurrido en la noche del viernes 28 de enero, en una vivienda ubicada en la transversal 1C con calle 53A, en el barrio Santo Domingo, suroccidente de Barranquilla. De acuerdo con la historia clínica de atención de urgencias, citada por el medio El Heraldo, la madre del menor ingresó al Camino de Salud Metropolitana, sin embargo, el pequeño ya se encontraba sin signos vitales.

“La madre refiere haber dejado al niño en su cuarto —solo— viendo televisión, en la parte de arriba de la litera”, señala la descripción de los hechos contemplada dentro del informe citado. Así mismo, menciona que no habrían pasado más de diez minutos desde que la madre salió del cuarto del menor, cuando ya estaba atrapado.

“(...) Dice que no pasaron más de diez minutos desde que salió de la habitación a preparar alimentos y, al regresar al cuarto, halló al niño atascado del cuello entre la pared y las barandas de la cama litera”, indica la información recogida por El Heraldo.

Previo a que ocurriera el lamentable hecho, según indicó la madre del menor de tres años, el pequeño había sido agredido por uno de sus hermanos, quien, al parecer, lo golpeó con una llanta. Este impacto le ocasionó una laceración en el tórax.

Finalmente, las autoridades competentes se desplazaron a la vivienda donde ocurrió la tragedia para esclarecer las circunstancias en que se presentaron los hechos. De igual manera, personal del CTI se encargó de la inspección técnica del cuerpo del menor y, posteriormente, lo llevaron a la Morgue de Medicina Legal para su respectiva necropsia de rigor.