nación

Nuevo comandante del Ejército permitió que Timochenko diera conferencia en el corazón y símbolo de las fuerzas armadas

El presidente Gustavo Petro anunció el viernes el nombramiento de general Luis Mauricio Ospina Gutiérrez.


El viernes pasado, cuando en la Policía se sentía una tormenta por la barrida de 21 generales, en el Ejército unos vientos igual de fuertes estremecían a cierto sector de la institución. El presidente Gustavo Petro anunció ese día al nuevo comandante del Ejército, el general Luis Mauricio Ospina Gutiérrez.

El alto mando militar tiene una hoja de vida con muchos méritos. Viene de dirigir la Escuela Superior de Guerra y fue comandante de la Brigada Móvil N° 3, director del Centro de Educación Militar y adjunto militar en la Embajada de Colombia en Estados Unidos. Además, fue comandante de la Segunda Brigada y de la Brigada 13.

  El presidente Gustavo Petro, acompañado por el ministro de Defensa, Iván Velásquez, y la cúpula recién nombrada de las Fuerzas Armadas.
El presidente Gustavo Petro, acompañado por el ministro de Defensa, Iván Velásquez, y la cúpula recién nombrada de las Fuerzas Armadas. - Foto: Mauricio Romero-PRESIDENCIA

Con todo el remezón que había vivido la Policía, quedó claro que Petro y su ministro de Defensa fueron especialmente precavidos con el Ejército, en el que el revolcón no fue tan extremo. Era claro que no es lo mismo tener inconformes y dolidos a los militares que a los policías. Y menos después del choque entre el general Eduardo Zapateiro, en ese momento comandante del Ejército, y el entonces candidato Gustavo Petro.

El general Eduardo Zapateiro ocupó durante dos años y medio el cargo de comandante del Ejército.
El general Eduardo Zapateiro ocupó durante dos años y medio el cargo de comandante del Ejército. - Foto: esteban vega la-rotta-semana

Zapateiro pidió su retiro días antes de terminar el gobierno Duque, pero su ascendencia en las tropas lo llevó a ser rodeado por la mayoría de oficiales, suboficiales y soldados. Era muy riesgoso para el nuevo gobierno entrar a dinamitar o a provocar más malestar en esa institución. Por tanto, parece que actuaron de manera más conservadora (salieron 12 generales).

Pero el nuevo comandante del Ejército tiene tras si una historia particular que, aunque simbólica, deja ver el cambio de rumbo que puede tomar la institución.

El año pasado, siendo director de la Escuela Superior de Guerra, permitió que Rodrigo Londoño, Timochenko, exjefe de las Farc, les diera una charla a los estudiantes. El hecho generó una gran molestia en el gobierno Duque, según le contaron fuentes a SEMANA. Tanto que el primer mandatario llamó a los generales Zapateiro y Navarro, y les compartió su enojo.

Al interior de la institución, ese hecho no cayó bien tampoco. Algunos consideraron que una persona con un pasado criminal no tenía nada que aportarles a los jóvenes en su formación militar. Por otro lado, nadie se podía explicar cómo podía entrar Timochenko al corazón y símbolo de las fuerzas armadas, como lo es la Escuela de Guerra, sin que nadie lo notara.

La situación solo se conoció mucho después de que esa invitación hubiera ocurrido. Por poco, esa clase le cuesta su carrera.

Con su nombramiento, llegaron nuevos rostros. El general Helder Fernán Giraldo, quien se venía desempeñando como inspector general del Ejército, será el nuevo comandante de las Fuerzas Militares. Es PhD honoris causa en Educación del Derecho Internacional Humanitario y Derecho Internacional de los Derechos Humanos de Logos International University. Fue comandante de la Quinta Brigada del Ejército y de la VIII División.

El jefe del Estado Mayor Conjunto será el vicealmirante José Joaquín Amézquita, que se desempeñó a bordo de las fragatas misileras ARC Antioquia, ARC Almirante Padilla y ARC Caldas. La Fuerza Aérea estará a cargo del general Luis Carlos Córdoba, presidente de la aerolínea Satena. Es experto en administración aeronáutica, fue comandante del Comando Aéreo de Transporte Militar y subdirector general de la Aeronáutica Civil.

Asimismo, como comandante de la Armada, fue designado el vicealmirante Francisco Hernando Cubides. Fue jefe del Estado Mayor de la Flota Naval del Caribe.

Sin duda, el presidente Petro sabía la turbulencia que se avecinaba. A tal punto que, cuando anunció a la nueva cúpula militar y de Policía, dijo: “Las decisiones tienen grados de injusticia, no son perfectas”.

La lista de los 21 generales que salen de la Policía es la siguiente: Jorge Luis Vargas, Hoover Alfredo Penilla, Herman Alejandro Bustamante, Ramiro Castrillón Lara, Fabián Laurence Cárdenas, Fernando Murillo, Julio César González, Juan Alberto Libreros, Óscar Antonio Gómez, Manuel Antonio Vásquez, Eliécer Camacho, Jesús Alejandro Barrera, Norberto Mujica, Ricardo Augusto Alarcón, Silverio Ernesto Suárez, Pablo Antonio Criollo, Luis Ernesto García, Gustavo Franco, Samuel Darío Bernal, Marco Aurelio Bolívar y Pablo Ferney Ruiz.