nación

Once presos se fugaron de las celdas de un CAI en el norte de Cúcuta

Según las autoridades, el hacinamiento que se vive en los centros de detención sería una de las causas para las constantes fugas de presos en esa ciudad.


El hacinamiento en las cárceles y centros de reclusión de menores, como los Centros de Atención Inmediata (CAI) y las Unidades de Reacción Inmediata (URI), es una problemática que afecta cada vez más el trabajo de las autoridades, teniendo en cuenta la cantidad de presos que deben cuidar y el poco personal que se tiene para esta tarea.

Por esto, es normal escuchar y ver noticias en relación con algunas fugas de presos que se presentan especialmente en las URI y CAI del país. Ejemplo de esto fue el escape que protagonizaron once presos en un CAI del barrio Kennedy, en el norte de Cúcuta, que lograron escapar a través de un hueco en la pared, mismo que les tomó varios días realizar.

De acuerdo con el comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, brigadier general Óscar Moreno, aunque esta es una situación indignante en medio del cuidado penitenciario en Colombia, lo cierto es que no es la primera vez que ocurre en la capital del departamento de Norte de Santander, teniendo en cuenta que, como en este caso, hay sitios en los que el hacinamiento es superior a los 60 capturados.

“El CAI de Kennedy como las demás estaciones, tenemos un hacinamiento inmenso. Abrieron un hueco nuevamente en la pared y pasaron a un predio donde están las instalaciones comunales, y de ahí se fugaron esas once personas. Ahorita estamos en la búsqueda de estas personas delincuentes, y esperamos que en el transcurso del día tengamos un resultado positivo”, explicó Moreno.

Según el informe oficial de las autoridades, los presos demoraron algunos días en hacer el hueco por el cual lograron escapar, aprovechando que el CAI se encontraba junto a una vivienda comunal en la que pudieron resguardarse durante pocos minutos antes de emprender la huida y, por supuesto, de que los uniformados a cargo se dieran cuenta de lo sucedido.

La Policía asegura que están haciendo lo posible por dar con el paradero de estos once presuntos delincuentes, que son acusados por delitos como concierto para delinquir, secuestro, porte ilegal de armas, hurto y tentativa de homicidio.

Asimismo, en pro de hacer efectiva la captura lo antes posible, las autoridades empezaron a difundir las fotos y nombres de los prófugos, asegurando absoluta reserva a los ciudadanos que puedan dar información acerca de uno o varios de estos personajes.

Los presos fueron identificados como: Kevin José Pérez Campo, Darwin Alberto Escalante, Derwin José García Peña, José Mora, Luis Hernández Márquez, Carlos Daniel López Villegas, Luis Alberto López, Richard Javier Gil Márquez, Jesús Alfredo Hurtado, Jorge Leonardo Cegarra Villegas y Wilber Rafael Maduro Guevara.

Otra fuga en Cúcuta

Tal como lo informó el brigadier general Óscar Moreno, esta no es la primera vez que se da una fuga de presos en Cúcuta este año, siendo la más reciente la que se presentó el pasado 17 de noviembre, cuando escaparon 17 presos del CAI ubicado en el barrio Aeropuerto. En esa ocasión la fuga ocurrió del mismo modo en la que se dio la del pasado 27 de diciembre: con un hueco en la pared.

Como era de esperarse, el escape fue consecuencia del hacinamiento que se experimentaba en dicho CAI, el cual, con una capacidad para 23 presos, tenía recluidos a 63.

Por su parte, el defensor del Pueblo de Norte de Santander, Jaime Martey, ha asegurado en reiteradas ocasiones que aunque el hacinamiento es una de las causas para que los presos vean la fuga como una opción, la violencia derivada de esta también es un “aliciente” para perpetrar estas huidas, ya que los derechos humanos al interior de las cárceles son casi nulos.

“El hacinamiento que hay y las ganas de dominar los patios donde están los grupos de detenidos, siempre llevan a estas riñas y hasta a los intentos de fuga”, explicó Martey.