Tendencias

Home

Nación

Artículo

Los contratos que la Registraduría firmó con la española Indra para el software del escrutinio, por cerca de 27.000 millones de pesos, y la Unión Temporal Disproel, por 1,2 billones de pesos para la logística de las elecciones, han sido blanco de cuestionamientos.
Además, los contratos que la Registraduría firmó con la española Indra para el software del escrutinio, por cerca de 27.000 millones de pesos, y la Unión Temporal Disproel, por 1,2 billones de pesos para la logística de las elecciones, han sido blanco de cuestionamientos. - Foto: guillermo torres-semana

elecciones 2022

Polémica no para: 2.925 postulados a jurados en elecciones a Presidencia están inhabilitados

La Procuraduría General le pidió a la Registraduría depurar la lista con el fin de brindar transparencia al proceso electoral.

Continúa la polémica por las constantes y evidentes fallas que se presentaron en las elecciones del pasado 13 de marzo en Colombia. Muchas de las críticas se presentaron en la preparación de los jurados de votación, situación que afectó la presentación de los resultados de la jornada.

Muchos candidatos y partidos políticos cuestionaron fallas en la elaboración de los formularios E-14, por lo que pidieron un reconteo de votos. En medio de las versiones sobre la trasparencia de las elecciones el mismo registrador Nacional, Alexander Vega, anunció la aparición de un millón de votos, una cifra que no tenía precedentes.

“Se corroboró que 23.000 formularios fueron mal diligenciados por los jurados de votación. Además, encontramos que, en 5.109 mesas se demuestra un posible dolo, porque además de diligenciar los formularios de manera equivocada, hubo tachones de las votaciones de los candidatos”, señaló el Registrador Nacional en entrevista con Noticias RCN.

Vega reseñó que ya se identificaron las irregularidades en el proceso del conteo de los votos. “Ya tenemos plenamente identificados a los jurados, pero acá demostramos la intención, no solo en el mal diligenciamiento, sino que una vez consignaron la votación de los candidatos, tacharon las cifras, por lo que los testigos presionaron a los jurados para que pusieran asteriscos y tachaduras en todas las casillas en blanco. Se trató de testigos de todas las campañas”.

Por estos hechos la Procuraduría General abrió investigación disciplinaria al Registrador Nacional por las presuntas irregularidades ocurridas en dichas elecciones. Proceso que tendrá como objetivo determinar si Vega hizo omisión a sus funciones en el control tanto de las votaciones como en la capacitación de los jurados.

Este viernes 6 de mayo, la Procuraduría General le envió un informe a la Registraduría Nacional del Estado Civil en el que advierte que 2.925 ciudadanos postulados para ser jurados de votación para las elecciones a la Presidencia se encuentran inhabilitados por el hecho de ser funcionarios públicos.

En el informe del Ministerio Público se cita la revisión a la base de datos de la Registraduría Nacional y el Sistema de Registro de Sanciones y Causas de Inhabilidad (SIRI) de la Procuraduría General.

En este cruce de información se encontró que muchos de los jurados son particulares que ejercen funciones públicas transitorias. Debido a esto, se le solicitó al organismo depurar la base de datos y evaluar la expulsión de los ciudadanos postulados que tendrían esa inhabilidad.

Esto con el fin de tener mayor transparencia y garantizar la idoneidad de los jurados de votación en la primera vuelta presidencial que se celebrará el domingo 29 de mayo.

Dudas con los jurados

El pasado 7 de abril, la Registraduría inició el sorteo y selección de los nuevos jurados de votación que prestarán su servicio en esta jornada democrática.

De acuerdo con lo manifestado por el registrador nacional del Estado Civil, Alexander Vega Rocha, se cambiarán totalmente a los jurados de 5.109 mesas en que hubo errores humanos o posibles irregularidades en el diligenciamiento de los formularios E14 que son materia de investigación por la Procuraduría General de la Nación y Fiscalía General de la Nación. Esto para generar confianza y garantizar el proceso electoral del próximo 29 de mayo.

“Vamos a hacer un nuevo sorteo y garantizaremos que ninguna mesa quede homogénea en el país, vamos a variar los sectores de postulación, priorizando a las campañas electorales y los partidos políticos los cuales van a tener todas las garantías para la conformación de los jurados de votación”, señaló Vega en ese momento.

Serán más de 700.000 los jurados seleccionados, y de acuerdo con lo establecido en el calendario electoral de estos comicios, a partir del 29 de marzo y hasta el 29 de abril, se adelanta el sorteo de los jurados de votación.