inseguridad

Policía le disparó a un ladrón que acababa de hurtar un celular y una billetera con $600.000

Los hechos ocurrieron en Sogamoso, Boyacá, en la madrugada de este miércoles. La víctima del robo es un joven de 26 años de edad al que le fracturaron varias partes del cuerpo por robarlo.


Este miércoles, a las 3:00 de la mañana aproximadamente, en el centro de Sogamoso se presentó un enfrentamiento entre hombres señalados de robar a la comunidad y a miembros de la Policía Nacional.

La patrulla del cuadrante fue alertada por un hurto, cometido por personas que se movilizaban en una motocicleta. Según el relato de los hechos, los hombres le habían hurtado un celular y una billetera con $600.000 a un ciudadano de 26 años, después de fracturarle la tibia y el peroné izquierdos, por lo cual fue trasladado a la clínica El Laguito de Sogamoso.

Las autoridades reportaron que iniciaron la búsqueda de los responsables al ser notificados del hecho y que los ladrones, al ser interceptados por los uniformados, dispararon con un arma de fuego. El personal policial reaccionó y, en el cruce de disparos, uno de los delincuentes recibió un impacto de bala en el muslo izquierdo.

El hombre herido, de 19 años, fue capturado por los uniformados y llevado al hospital regional de Sogamoso para que recibiera atención médica. Además, la motocicleta en la que se transportaban los delincuentes fue inmovilizada.

En un comunicado, la Policía Nacional en el departamento de Boyacá relató que “en una oportuna reacción ante un hecho delictivo ocurrido en el municipio de Sogamoso logró la captura de una persona por el delito de hurto, donde los uniformados se vieron en la necesidad de hacer uso de sus armas de fuego, hiriendo a uno de los delincuentes”.

El capturado y la motocicleta inmovilizada fueron puestos a disposición de la autoridad competente, que determinó su situación jurídica con detención domiciliaria.

Es común que en medio de los operativos policiales se registren este tipo de reacciones. Sin embargo, algunos de los policías que actúan de esta manera son objeto de investigaciones internas para determinar si actuaron según sus competencias.

Cabe recordar que el pasado 14 de julio, en el barrio Carlos Lleras de Fusagasugá, sobre las 2:00 de la tarde se escucharon los gritos de una mujer que pedía ayuda porque su esposo quería agredirla con un arma blanca. A la Policía llegó la denuncia de la comunidad para que interviniera en el caso de violencia intrafamiliar y envió a dos uniformados en una patrulla.

Cuando llegaron al punto, identificaron al hombre que estaba en alto estado de alteración; controlarlo no fue una tarea fácil, según relataron los testigos. Según las primeras versiones, el hombre, en lugar de acatar las órdenes de la autoridad, sacó un arma blanca e intentó apuñalar a uno en el pecho. Sin embargo, el chaleco antibalas que el uniformado llevaba impidió que el arma lo lastimara, aunque fue en ese instante en que el uniformado decidió disparar y detener a la persona herida, quien fue llevada al centro de salud más cercano.

El funcionario usó su arma de dotación e impactó al agresor en el pie izquierdo. No obstante, esta persona se abalanzó contra el uniformado y lo arrojó al suelo, donde el policía realizó un segundo disparo, el cual producto del forcejeo impactó el muslo izquierdo de su compañero uniformado.

El policía herido desenfundó y accionó su arma de dotación, y disparó en el muslo izquierdo del agresor, quien finalmente fue detenido y llevado a atención médica.

En un comunicado emitido por la Policía de Cundinamarca se indicó que el ciudadano y los uniformados fueron trasladados al Hospital San Rafael.

“De acuerdo con las directrices de la política integral de transparencia policial, unidades de la oficina de Control Interno Disciplinario del Departamento de Policía de Cundinamarca adelantan las respectivas actuaciones disciplinarias, que permitan aclarar y determinar el grado de responsabilidad de los uniformados que participaron en el procedimientos. Así mismo, la investigación es asumida por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) con el fin de esclarecer los hechos en tiempo, modo y lugar”, puntualizaron las autoridades.