nación

¿Por qué un submarino nuclear de Estados Unidos navegaba en aguas de Cartagena?

El ministro de Defensa se refirió al hecho y dio un parte de tranquilidad a los colombianos.


Este lunes 28 de febrero sorprendió la presencia de un submarino estadounidense en el mar de Cartagena, siendo esto un hecho sin precedente en el país, y justo en medio de la coyuntura internacional por la invasión de Rusia a Ucrania, que ha desatado una ola de medidas restrictivas contra Moscú.

Según informó la Armada Nacional, la incursión de este submarino nuclear fue por una operación en conjunto entre las Fuerzas Armadas colombianas con las estadounidenses, en las que se realizó un ejercicio de “interoperabilidad” a unas 70 millas náuticas, es decir, a unos 130 kilómetros de Cartagena.

“Las dos Marinas fortalecieron sus procedimientos de guerra antisubmarina para incrementar su interoperabilidad y afianzar los lazos de amistad y cooperación en procura de la paz, la seguridad, defensa del hemisferio occidental y protección de intereses marítimos comunes, la libertad de la navegación y la soberanía nacional”, fue la declaración de la Armada Nacional sobre la presencia del submarino.

Además, agregó que durante el ejercicio fueron puestas a prueba diferentes capacidades necesarias en escenarios de guerra. De esta manera, habrían participado de la práctica unidades tanto submarinas como de superficie, como “el submarino nuclear USS Minnesota y el submarino oceánico ARC Pijao, el buque USS Billings, las fragatas ARC Independiente y ARC Almirante Padilla, aeronaves colombianas y norteamericanas”, recalcó la Armada.

Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano, se refirió al acontecimiento, recalcando que este, además de ratificar la unión y cooperación que se tenía con Estados Unidos, también se enfatizó que en el Caribe existe un enemigo en común entre los dos países, haciendo referencia a los esfuerzos realizados en contra de las rutas del narcotráfico, asegurando que en la Operación Orión participan 40 países para la incautación de droga.

“Este ejercicio se hace entre el ámbito de la Otan. En el caso de Colombia como país global socio, busca que se adapten los mejores estándares internacionales en el desarrollo de operaciones marítimas”, fueron las palabras del ministro, resaltando la participación del país en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) y haciendo referencia a la importancia del entrenamiento en conjunto de las fuerzas armadas.

En ese sentido, la Armada recordó que esta no habría sido la primera incursión de la entidad nacional en conjunto con otros países pertenecientes a la Otan, sino que, por el contrario, afirmó que desde 1960 el país viene participando de ejercicios navales multinacionales, entre los que destacó las operaciones Unitas, Borde del Pacífico (Rimpac), Iniciativa del Submarino Diésel-Eléctrico (Desi), Panamax y Tradewinds.

Entre tanto, también se recalcó la participación de Colombia en la guerra de Corea en 1950, la cual habría sido la respuesta a una cooperación de la Fuerza Multinacional de la Organización de las Naciones Unidas; una reciente operación en el Cuerno de África, en la que se habrían realizado acciones en contra de la piratería en la zona durante 2015, cuando participaron fuerzas nacionales en conjunto con la Unión Europea, llamada Operación Atalanta.

Con respecto a los operaciones en conjunto con la Otan, además de la Operación Orión, también se recordó la Operación Ocean Shield.

En conclusión, se recalcó que van a continuar los ejercicios de la Armada con otros países, con el objetivo de complementar las capacidades para luchar contra las amenazas y retos que se tienen en común, además de preservar la seguridad y defensa del país.