política

Rodrigo Lara renunció al Nuevo Liberalismo

En una sentida carta, el senador señaló que no guarda ningún rencor y que seguirá abanderando las ideas de la colectividad.


En las últimas horas se ha presentado una serie de renuncias al Nuevo Liberalismo por distintas razones. Una de ellas fue la de Rodrigo Lara Restrepo, quien había ingresado a la colectividad, pero recientemente mostró diferencias con la dirigencia de ese partido.

En la carta que envió como renuncia, dice que la escribe con “pesar” y está dirigida a Carlos Fernando y Juan Manuel Galán, como miembros del Comité Nacional del partido. “No me imaginé nunca que, luego de la esperanza que sentimos tantos tras la restauración de la personería jurídica del partido, apenas pasados unos meses me vería en la obligación de presentar mi renuncia a esta colectividad que tanto representa para mí”, señaló Lara.

Dice que no se enfrascará en lo sucedido en los últimos meses, en los que tuvo profundos desencuentros con los hermanos Galán. “No pienso enfrascarme en los desaciertos, las arbitrariedades y todo lo que lamentablemente ha ocurrido en estos escasos meses de resurrección de esta personería jurídica”, afirmó el senador.

Considera que los esfuerzos y el servicio público a través de la política deben concentrarse en los problemas del país y cómo solucionarlos. “Consagrar todo nuestro espíritu a la realización de los sueños futuros que nos unen como nación. Los errores deben servirnos de guía para no repetir las malas decisiones”, aseguró Lara.

Reafirma que, a pesar de su renuncia a la colectividad, seguirá su camino por la senda política. “Seguiré dedicando toda mi fuerza y mi energía a servir a mi patria y la ciudad, orientado siempre por las grandes ideas liberales y socialdemócratas, baluartes de una democracia incluyente, real y participativa”, afirmó Lara en su carta.

Asegura que no se irá del partido con ningún tipo de rencor o animadversión y que en el pasado quedarán las “desavenencias”. Les envió los mejores deseos a la colectividad y a quienes siguen en ella.

“Solo me queda desearles a ustedes éxitos en todos sus proyectos futuros e invitarlos a que transformen el partido en un espacio en donde quepan todos los colombianos, en particular aquellos que se identifiquen con los valores que definieron al Nuevo Liberalismo histórico de los años ochenta”, comentó Lara en su carta.

Finalmente, comenta que con el documento presenta su carta de renuncia al Nuevo Liberalismo, pero que no claudicará o renunciará a la defensa del legado histórico del partido.

La carta se presenta luego de la renuncia en las últimas horas de Mábel Lara y Yolanda Perea, dos excandidatas por esa colectividad que apoyaron a Gustavo Petro en campaña. La decisión de que el partido se declarara en independencia al nuevo presidente las llevó a salir de la colectividad.

Las razones de Lara son distintas, ya que el senador se mantuvo alejado de cualquier candidatura en esta campaña. El congresista venía cuestionando las decisiones que se tomaban en la colectividad y siempre responsabilizó a los hermanos Galán por esos hechos.

En medio de sus críticas, hizo fuertes cuestionamientos. Ese rol crítico lo asumió desde que, previo a las consultas presidenciales, argumentó que supuestamente no lo dejaron participar como candidato con el aval del Nuevo Liberalismo.

Del otro lado, Juan Manuel Galán respondió que eran decisiones que tomaba la dirigencia y que para ello iban a hacer una encuesta interna, pero Lara no quiso participar porque sentía que no había garantías.

Aunque el resurgir del Nuevo Liberalismo es relativamente reciente, Lara fue uno de los primeros entusiasmados en llegar allí, ya que su padre, Rodrigo Lara Bonilla, fue uno de los fundadores, junto a Luis Carlos Galán, entre otros líderes de finales del siglo pasado.

Lara había renunciado a Cambio Radical unos meses previo a la decisión de la Corte Constitucional que revivió la personería jurídica.

Como menciona en su carta, Lara se irá del partido, pero es poco probable que se aleje de la política. Aunque no volverá al Congreso, su nombre suena con fuerza para la alcaldía de Bogotá en las elecciones regionales de 2023.

A pesar de que todavía es prematuro, varios lo ven como un competidor fuerte para esa contienda y hasta ahora él no ha descartado esa posibilidad.

Para ello, Lara deberá renunciar oficialmente antes del próximo 29 de junio, o podría acarrear una doble militancia y quedar inhabilitado.

Noticias relacionadas