Home

Nación

Artículo

  Salvatore Mancuso (izq.) y Benito Osorio (der.) señalaron que Lafaurie los visitó para pedir que presionaran a los magistrados de la Corte.
Salvatore Mancuso (izq.) y Benito Osorio (der.) señalaron que Lafaurie los visitó para pedir que presionaran a los magistrados de la Corte. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA

nación

Salvatore Mancuso dice que Uribe los “entrampó” y se ofrece para ayudar a la “paz total” del gobierno Petro

El antiguo líder de las autodefensas dijo que el proceso de paz en el que participó fue un entrampamiento del gobierno de la seguridad democrática.

Por más de 15 años, Salvatore Mancuso mantuvo silencio. El otrora líder de las autodefensas llegó a Estados Unidos en 2008, cuando -por una decisión del entonces presidente Álvaro Uribe- 13 líderes de las AUC fueron extraditados.

En una entrevista con Caracol Radio, dirigida por el periodista Gustavo Gómez, el exjefe paramilitar habló de cómo quiere colaborar con la paz total del gobierno de Gustavo Petro y por qué piensa que el proceso de paz en el que él participó fue un entrampamiento del gobierno de la seguridad democrática.

Mancuso ofreció su “experiencia” para apoyar los intentos de paz del nuevo gobierno. Aseguró que durante los años venideros a su envío a Estados Unidos, en Colombia “se lucraron y se apoderaron de ese poder” que ellos habían labrado a punta de terror.

Contó que, a diferencia de las Farc que llegaron a la mesa de negociación menguados, ellos se sentaron en un momento de poderío. “El gobierno de Uribe nos engañó. Nos impulsó a un sistema de justicia en términos que no se habían acordado”, dijo Mancuso.

“Nos extraditó a los máximos comandantes y voceros. El resultado fue el rearme de esos muchachos que se dieron cuenta de que esa negociación era un entrampamiento”, dijo. Para él, las nuevas bandas criminales son el resultado de ese “entrampamiento”. Contó que Otoniel y Chiquito malo fueron comandantes de las autodefensas en su momento. Y que hoy, al ver a sus antiguos jefes “extraditados y perseguidos políticamente”, pueden tener sus reservas a negociar con el Estado.

“Sí hay una gran oportunidad de hacer la paz, pero para ellos el gobierno debe entender las violencias”, agregó.

“Llevo 16 años pidiéndoles perdón”, dijo sobre el dolor que les infligió a miles de colombianos. El excomandante estará en una audiencia con las víctimas este viernes.

Revolcón a la extradición

El presidente Gustavo Petro reveló este miércoles lo que sería un revolcón en el proceso de extradición de narcotraficantes a EE. UU., al condicionar el envío de ese tipo de delincuentes bajo diferentes escenarios, los cuales ya trasladó a las autoridades estadounidenses.

El primer mandatario expresó: “Narcotraficante que negocie con el Estado colombiano con beneficios jurídicos y se comprometa a dejar de ser definitivamente el narcotráfico, no se extradita a Estados Unidos”.

“Avanzado en algunos temas con los Estados Unidos, que no era para llegar a conclusiones; nos encontramos para trazar ideas y propusimos cuatro puntos para cambiar la política de drogas”, detalló.

En ese mismo discurso, agregó que “el primer punto tiene que ver con la extradición y, para decirlo brevemente, lo que les propusimos es: narcotraficante que no negocie con el Estado, se va extraditado; narcotraficante que negocie con el Estado y reincida, se va extraditado, sin ningún tipo de negociación en los Estados Unidos”.

Justamente por estos días, Rahul Gupta, director de la Oficina de Política de Control de Drogas de la Casa Blanca, está de visita en Colombia junto con otros delegados del gobierno de Joe Biden.

La comitiva de altos funcionarios estadounidenses se reunió con el presidente Gustavo Petro. Tras esa reunión, el Gobierno colombiano hizo público que hará modificaciones a la política de extradición. Por años, la extradición ha sido uno de los ejes más emblemáticos de la relación entre ambos países. Por eso, el anuncio del gobierno Petro, con Gupta de visita en Colombia, causó sorpresa.

Gupta le respondió a SEMANA sobre sus impresiones iniciales alrededor de esta propuesta. Aseguró que es importante “tener la oportunidad entre las dos naciones de discutir cuáles son los planes”.

Rahul Gupta director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca
Rahul Gupta director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca - Foto: Presidencia

Agregó que existen acuerdos previos que ellos tienen en consideración, especialmente los relacionados al proceso de paz y que la relación con Colombia, en ese sentido, siempre ha sido de mucho respeto.

Todd D. Robinson, del Departamento de Estado, aclaró a SEMANA que en la comitiva no estaba nadie del Departamento de Justicia, que es la entidad competente para poder discutir sobre el tema de la extradición de parte de ese gobierno. Pero agregó que ellos reconocen “la importancia de la extradición” como mecanismo de cooperación en la lucha contra el narcotráfico. Agregó que lo que vendrá es una reunión de ese departamento con el Ministerio de Justicia colombiano.

En una reunión previa, Gupta recordó que Colombia y Estados Unidos cumplen 200 años de relaciones diplomáticas, logrando grandes avances en el transcurso de los años y se refirió específicamente a su encuentro con el primer mandatario.

“Tuvimos una charla muy fructífera. Los Estados Unidos y Colombia hemos tenido 200 años de historia compartida forjando una trayectoria juntos en la política antidrogas y el presidente Joe Biden es consciente de que muchas de las políticas del pasado han marginado algunas personas”, anotó Gupta.