política

“Todos, todas, todes”: el lenguaje inclusivo de Francia Márquez genera todo tipo de comentarios

En su lanzamiento como fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro, la lideresa caucana repitió algunas de sus palabras más criticadas y aplaudidas.


Francia Márquez, fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro, tiene todos los reflectores encima por su nuevo rol en las próximas elecciones presidenciales.

El anuncio del miércoles pasado estuvo plagado de polémica por las cosas que dijo la lideresa caucana. Mientras muchos se quedaron en el desplante que molestó a César Gaviria, otros se dieron cuenta de detalles como su uso permanente de lenguaje inclusivo.

“Queremos que como colombianos y colombianas, todos, todas, todes podamos vivir sabroso en este país”, dijo Márquez en medio de su discurso.

En otro aparte, la lideresa dijo otra curiosa palabra que muchos pensaron que era un error. “Esa apuesta de vida que dice que nosotros somos si la naturaleza es. Esa apuesta de vida, esa filosofía de vida de nuestros mayores y mayoras”, dijo, en una declaración para Noticias Caracol.

Incluso, aseguró que su responsabilidad será en nombre de las mujeres, “los nadies y de las nadies”.

Las críticas en redes sociales consisten en burlas, comparaciones con Nicolás Maduro y rectificaciones por uso incorrecto o inapropiado del lenguaje.

Una de las primeras en cuestionar el uso de las palabras fue la senadora María Fernanda Cabal, quien lo tachó de discurso de odio.

“Dice Francia Márquez: ‘queremos que todos, todas y TODES podamos vivir sabroso’. Con tanto discurso de lucha de clases y odio ‘NADIA’ podrá vivir ‘sabroso’; ¡Petro es populismo!”, aseveró la reelecta senadora del Centro Democrático.

Margarita Restrepo, representante a la Cámara del mismo partido, también trinó sobre el tema. “Mayores y mayoras, nadies y nadias, personas y persones ¡Dios salve a Colombia!”.

Álvaro Hernán Prada, excongresista de la misma colectividad, aseguró que se trató de ignorancia. “No saben hablar, no les enseñaron español o lenguaje, dañan hasta el idioma”.

También se escucharon voces del Pacto Histórico como la del senador Gustavo Bolívar, quien defendió a su vicepresidenta del uribismo. Francia dice ‘mayoras’, palabra castiza, aceptada por la RAE y el uribismo se escandaliza. El esposo de la vicepresidenta de Colombia se roba una playa en San Andrés y se quedan callados. Por ese ese cinismo tan asqueroso y esa triple moral es que Colombia se cansó de ellos”, dijo.

Por otro lado, María Fernanda Carrascal, representante a la Cámara electa por Bogotá, del Pacto Histórico, aseguró que lo de Márquez fue una enseñanza. “Llegó a enseñarnos que ‘mayora’ existió para la RAE y siempre ha existido para comunidades ancestrales. Mientras unos se burlan, ella se alista para ser vicepresidenta y quizá ministra. La llaman asesina de la lengua, pero prefieren a los que ponen botas al revés”.

¿Es válido el lenguaje inclusivo?

Lo que ocasionó una avalancha de críticas en redes sociales se conoce como el anteriormente mencionado lenguaje inclusivo, el cual, según las Naciones Unidas, se trata de “expresarse oralmente y por escrito sin discriminar a un sexo, género social o identidad de género en particular y sin perpetuar estereotipos de género”.

La organización lo califica como “sumamente importante” e incentiva la utilización en su personal bajo los seis idiomas oficiales que implementan. Sin embargo, en español, buscan que estos recursos neutros se utilicen “dentro de la norma”, entre ellos un uso moderado de visibilidad de hombres y mujeres como “los niños y las niñas” y “jueces y juezas”.

Sin embargo, “todes” no es permitido por la Real Academia Española. En su último pronunciamiento sobre este tipo de pronombres modificados, aseguró que deberá asimilarlo si eventualmente se impone entre hispanohablantes. Por ahora se trata de una “extravagancia”.

Mayoras, por otro lado, es tema aparte y es una expresión de su comunidad en el norte del Cauca. Según la Organización Nacional Indígena de Colombia, la palabra se utiliza para referirse a mujeres de avanzada edad. Las acciones, sabiduría y enseñanzas de estas personas son altamente valoradas en el territorio, trazando el camino para las nuevas generaciones que viven por medio de sus lecciones.

Esto es parte de lo que ofrece Francia Márquez, quien no solo valora lo ancestral, sino que se considera feminista y defensora de los derechos de las comunidades LGBTIQ.