política

Tras salida de Íngrid Betancourt de la Centro Esperanza, Sergio Fajardo recibirá el aval de la ASI

Carlos Amaya, por su parte, recibirá el aval del partido Dignidad. Ambos iban a competir en la consulta de marzo tras recibir inicialmente el aval del partido Verde Oxígeno de Íngrid Betancourt.


Luego del revuelo político que se originó en el país por la renuncia de Íngrid Betancourt y la de su partido Verde Oxígeno a la Coalición Centro Esperanza, debido a diferencias con Alejandro Gaviria por los apoyos políticos que él ha recibido, los precandidatos Sergio Fajardo y Carlos Amaya quedaron en jaque para participar de la consulta en marzo próximo.

Todo obedece a que tanto el exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, como el exgobernador de Boyacá, Carlos Amaya, iban a participar de la consulta avalados por el partido Verde Oxígeno. Tas la salida de Íngrid Betancourt de la coalición, no podían continuar en ella.

En la coalición buscaron una salida para poder contar con Fajardo y Amaya en la consulta del 13 de marzo. Sergio Fajardo será avalado por la Alianza Social Independiente (ASI), mientras que Carlos Amaya será avalado por el partido Dignidad, de Jorge Robledo.

El partido político ASI también le extendió el aval al también precandidato Juan Fernando Cristo, exministro del Interior.

De acuerdo con lo estipulado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), los partidos y movimientos con personería jurídica podrán entregar más de un aval a los candidatos.

En entrevista con SEMANA, Íngrid Betancourt ya había revelado que su partido Verde Oxígeno no iba a entregarle aval a Fajardo.

“En realidad, ninguno tenemos aval. Hasta el momento que nosotros vayamos a registrarnos, y la fecha límite es el 4 de febrero, nadie tiene avales. Yo no tengo aval, Sergio tampoco; es decir, a ninguno de los integrantes de la Coalición se les ha expedido el aval”, explicó Betancourt.

No obstante, Betancourt también explicó que Sergio Fajardo aún no puede recibir el aval de Verde Oxígeno, teniendo en cuenta que él hace parte de la coalición Centro Esperanza.

Betancourt renunció a la Centro Esperanza porque, según ella, la coalición no adoptó una posición clara sobre la lucha contra la corrupción. Sintió que se quedó sola y se fue.

“Nos vemos obligados a dar un paso al costado de la coalición Centro Esperanza. Seré candidata a la Presidencia de la República por Verde Oxígeno, un partido que no hace concesiones en la lucha frente a la maquinaria, porque no puede haber zonas grises”, dijo en una declaración.

El otro problema de consideración que dejó el retiro de Íngrid fue el aval a Humberto De la Calle, como cabeza de lista a Senado, de esta convergencia.

De la Calle fue inscrito al amparo de Oxígeno Verde, el partido de Íngrid. Y al retirarse ella se le crea un problema a De la Calle pero también a la coalición, con su lista de candidatos al Congreso.

De hecho De la Calle tiene temores de estar incurso en doble militancia, por pertenecer a la coalición pero a la vez estar inscrito por Verde Oxígeno.

Sus temores lo llevaron a elevar este lunes una consulta a la autoridad electoral para resolver sus dudas. De la Calle tiene una reconocida formación jurídica y fue registrador, pero el problema es complejo.

Íngrid le dijo a SEMANA que su partido expedirá en breve una resolución dejando a los candidatos a Congreso, de su partido Verde Oxígeno, en libertad de votar por el candidato de sus afectos. Esta decisión tiene precisamente el propósito de liberar a De la Calle de una de sus amarras.

No porque De la Calle esté inscrito por Verde Oxígeno tendría la obligación de votar por la candidatura presidencial de Íngrid.

Pero De la Calle está en el peor de los mundos, no solo con una candidatura a Senado que hoy tiene problemas jurídicos, sino en nombre de una coalición fracturada con problemas de legitimidad política para convocar.

Noticias relacionadas