Fleteros dados de baja por la Policía  Metropolitana de Barranquilla tienen múltiples anotaciones judiciales.
Habrían robado un bolso que contenía la suma de aproximadamente $20 millones a una persona - Foto: Cortesía

nación

Fleteros dados de baja por la Policía de Barranquilla tienen múltiples anotaciones judiciales

Los hechos sucedieron cerca de las 11:20 a. m. del viernes, en el Barrio Abajo, luego de que los implicados se vieron inmersos en un cruce de disparos con la Policía.

Tras un enfrentamiento con la Policía Metropolitana de Barranquilla, en la mañana del viernes, fallecieron dos presuntos fleteros identificados como Ronald Enrique Niño Montero, alias Ronald Suzuki y Damián Fernando Ramírez, alias Oso Damián.

El caso se presentó luego de que los sujetos, presuntamente, habrían atracado a un hombre que acababa de retirar $20 millones, lo que permitió que la Policía iniciara la persecución.

El hecho sucedió en el tradicional sector de Barrio Abajo, de la capital del Atlántico, cuando agentes adscritos al Grupo Élite de Intervención Urbana Reacción Caribe de la Mebar se percataron del acto delictivo que estaban perpetrando los dos hombres, por lo que se inició una persecución que finalizó en un cruce de disparos que le causó la muerte a los individuos.

Los presuntos delincuentes, al parecer, ya contaban con antecedentes penales. Según informe de las autoridades, Ronald Suzuki tenía detención domiciliaria en su vivienda ubicada en el barrio Los Girasoles y registraba anotaciones judiciales por los delitos de hurto calificado, violencia intrafamiliar y porte ilegal de armas de fuego en el año. En el caso de Oso Damián, tenía registro por hurto de vehículos, homicidio y, además, había sido recluido en la cárcel Modelo de Barranquilla.

Ante el doble homicidio, las autoridades policiales informaron que los hombres eran reincidentes en los delitos antes mencionados.

A $50 millones aumentó la recompensa por asesinos de policía en Barranquilla

Tras dos días en la Unidad de Cuidados Intensivos, la Policía Metropolitana confirmó el deceso del patrullero Naudin Córdoba Mena, quien en la tarde del pasado lunes 18 de abril fue atacado con arma de fuego en el sector de Caribe Verde en Barranquilla, cuando regresaba de sus labores hacia su vivienda.

Córdoba Mena, oriundo de Quibdó, tenía 42 años de edad y fue impactado por varios disparos, uno de ellos en la cabeza y otro en uno de sus hombros.

Ante su estado crítico de salud, por la bala recibida en la cabeza, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en la Clínica Adelita de Char, donde sus familiares oraban para que por un milagro fuese salvado, pero lastimosamente se conoció que tuvo muerte cerebral.

Por su parte, la Policía Metropolitana lamentó la triste noticia y aseguró que su muerte no quedaría en la impunidad.

“Ha partido un padre, un hermano, un héroe. Acompañamos permanente a su esposa, sus dos hijos, su progenitora y demás parientes en este dolor que no solo embarga a una familia, sino que también golpea a toda la institución”, dice el comunicado emitido por la Policía.

En un primer pronunciamiento, Luis Carlos Hernández Aldana, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, anunció la oferta de una recompensa de hasta 30 millones de pesos a quien brinde información que conduzca a la individualización, identificación y captura de los responsables de este hecho.

Sin embargo, ante el hecho que enluta a una familia y a la institución, se dio a conocer mediante el comunicado que desde la Región de Policía #8, la Policía Metropolitana de Barranquilla, la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Barranquilla, se decidió aumentar la recompensa hasta 50 millones de pesos.

“Para el señor patrullero Naudin Córdoba Mena la institución solo tiene un sentimiento de agradecimiento por su labor y desea que sea acogido en la gracia de Dios”, finaliza el comunicado.