nación

Hombres armados intentaron abordar un bus de Coolitoral en Barranquilla

El caso se registró exactamente en la calle 12 con carrera 54, barrio Manuela Beltrán. Las autoridades investigan lo sucedido.


En la mañana de este martes, un conductor adscrito a la empresa Coolitoral denunció que dos sujetos armados intentaron hostigarlo cuando iniciaba su jornada laboral.

El hombre, identificado como Samir Caña Mendoza de 41 años , le contó a la Policía Metropolitana de Barranquilla que mientras transitaba por el sector de Manuela Beltrán, en Soledad, los dos desconocidos se acercaron en motocicleta. Se percató que portaban arma de fuego y de inmediato cerró las puertas del vehículo y aceleró.

De acuerdo con las autoridades, Caña Mendoza resultó ileso y no se presentaron disparos durante el hecho. Las primeras hipótesis apuntan a un presunto caso de hurto.

“Siendo aproximadamente las 4:30 am, se presenta el intento de hurto de un bus de transporte de la empresa Coolitotal , en la cra 54 con calle 12 , donde el conductor se percata y cierra las puertas. El componente Investigativo se encuentra frente a los hechos para dar con los responsables”, informó la Institución.

La Policía aseguró que en la nevada de Coolitoral hacen presencia los uniformados para garantizar la seguridad de los transportadores, pero los presuntos delincuentes esperaron que su víctima se alejara de la estación para cometer la fechoría.

Entre tanto, para contener las actividades delictivas las autoridades distritales plantearon dos nuevas estrategias. Por un lado, se habla del Plan Desarme, cuyo propósito es buscar e incautar las armas ilegales. “Vamos a escoger 100 casos al mes donde delincuentes que hayan usado un arma o hayan sido detenidos portando un arma ilegal, sean procesados por lo mínimo con el delito de porte ilegal, que da nueve años de cárcel. Queremos que los delincuentes la piensen dos veces antes de usar un arma”.

Asimismo, Pumarejo anunció que se ampliará la oferta para identificar y atender a la población que se encuentra en estado de vulnerabilidad y brindarle empleo, educación y ayuda psicosocial. Bajo la consigna de “Armas por beca”, el mandatario expresó: “queremos que dejen de empuñar un arma y empiecen a empuñar un lápiz, un esfero y empiecen a buscar oportunidades”.

De igual forma, para contrarrestar las manifestaciones violentas, el alcalde de los barranquilleros insistió en la necesidad de robustecer y atender el componente judicial de la ciudad.

“Tenemos jueces con mil casos por juez, mientras que el promedio en el resto del país es de 400. Es decir, tienen demasiada carga laboral. Al mismo tiempo, necesitamos más fiscales, más policía judicial. Siempre será una petición porque Barranquilla tiene menos que el promedio nacional”.