El defensor del pueblo Carlos Camargo recorrió sectores priorizados en materia de seguridad en Barranquilla.
El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, recorrió sectores priorizados en materia de seguridad en Barranquilla. - Foto: defensoría

nación

Esta fue la solicitud final del defensor del Pueblo en su visita a Barranquilla

Carlos Camargo estuvo en la capital del Atlántico y se reunió con los transportadores y comerciantes para revisar su situación y las afectaciones por la inseguridad.

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, tras su visita a la capital del Atlántico, y su reunión y un recorrido por diferentes puntos de la ciudad, solicitó a las autoridades locales de Barranquilla, Soledad, Malambo, Galapa y Puerto Colombia garantizar de manera integral y permanente la seguridad de los conductores y comerciantes ante los hechos de violencia reportados en las últimas semanas.

Desde muy temprano, cerca a las 5:00 a. m. de este viernes 12 de agosto, el funcionario llegó a Barranquilla con demás miembros de la Defensoría para escuchar de primera mano cómo se encuentra y avanza la situación debido a las extorsiones de las que han sido víctimas y que han cobrado la vida de tres personas.

“Nos hemos reunido con los conductores y con comerciantes que nos han expresado que, aunque han aumentado los controles, persiste el temor ante las extorsiones a las que son expuestos de parte de grupos armados ilegales, especialmente en Barranquilla y Soledad. Es por eso que solicitamos que de manera urgente se tomen medidas de fondo y articuladas para que puedan salir a trabajar sin miedo de no volver a sus hogares”, dijo el defensor del Pueblo.

El encuentro se desarrolló en la Nevada de buses de Transmecar, una de las empresas afectadas, ubicada en la carrera 8 n.° 18-40, en el barrio el Esfuerzo, en el municipio de Soledad, vía a Malambo, frente al Batallón Vergara. Allí estuvieron conductores de esa empresa, además Coolitoral y Cootrab, que relataron la compleja situación que viven en el desarrollo de sus trabajos, pues las extorsiones han sido recibidas desde hace muchos años.

“Se debe poner freno a estos hechos de extorsión, amenazas, homicidios y avanzar en soluciones de fondo, pues la capital de Atlántico y su área metropolitana no se pueden quedar inmersas en una situación de violencia generalizada”, manifestó Carlos Camargo.

Según el defensor, esta situación de temor no solo se evidencia en los conductores, sino también en los comerciantes que piden garantías para ejercer su actividad, de la que depende totalmente el sustento de sus hogares.

“Hemos evidenciado que en el sector de Barranquillita, el Mercado Público, centros comerciales y puestos estacionarios en el centro de Barranquill, así como en Soledad y Malambo, los comerciantes reciben de manera constante extorsiones”, dijo Camargo.

Desde el 13 de agosto de 2020, el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo advirtió sobre lo que viene ocurriendo en la capital del Atlántico, algunos de estos hechos violentos utilizando estrategias para generar terror como homicidios, desplazamientos forzados de carácter individual y masivo, desapariciones forzadas, violencias en razón de género en contra de mujeres, niñas y población con orientación sexual e identidad de género diversas.

Finalmente, manifestó que, desde la Regional Atlántico y del Sistema de Alertas Tempranas, la Defensoría del Pueblo seguirá haciendo seguimiento a la Alerta Temprana 037 de 2020 emitida para Barranquilla, Soledad, Malambo, Galapa y Puerto Colombia, y reiteró a las autoridades la importancia de avanzar en las recomendaciones allí establecidas, para enfrentar los hechos de violencia que siguen reportándose en la zona.

“La gran tarea que nos corresponde es lograr el fortalecimiento de los lazos entre las instituciones y el sector privado para sumar esfuerzos que permita ser contundentes en las medidas y luchar unidos contra cualquier modalidad de criminalidad”, puntualizó Carlos Camargo.