nación

Joven señalado de abuso sexual contra bebé de 3 meses no aceptó cargos

El sujeto fue trasladado a un centro de rehabilitación en la ciudad de Barranquilla.


A pesar de que los médicos determinaron que la bebé de tres meses de nacida habría sido abusada sexualmente, un caso que involucraría a un joven de 17 años, padrastro de la menor, el sujeto no aceptó los cargos.

Este lunes, las autoridades enviaron al adolescente al centro de reeducación El Oasis de Barranquilla, como medida de internamiento preventivo, tras ser señalado presunto del abuso y muerte de la inocente criatura, hechos ocurridos durante la noche del sábado 30 de abril, en el municipio de Galapa, Atlántico.

Ante las investigaciones, un fiscal del Cespa realizó este 2 de mayo la imputación de cargos por los delitos de homicidio agravado y acceso carnal violento agravado, contra el padrastro de la menor. Sin embargo, el sujeto no aceptó la responsabilidad de lo ocurrido.

Cabe recordar que, según la declaración de la abuela de la menor, este habría quedado al cuidado de la bebé, a quien había llevado a casa, indicándole que la niña presentaba fiebres y vómitos desde hace varios días, versión que fue desmentida por su madre ante los médicos y autoridades.

El director regional del ICBF, Benjamín Collante, informó que desde la institución realizan el acompañamiento del caso. Asimismo, aseguró que la menor tenía una hermana de tres años, a quien brindan atención, en conjunto con la madre.

Desgarrador relato de familiar de la bebé que murió tras supuestamente ser abusada por un joven en Galapa, Atlántico

Justicia aclaman los familiares de la bebé de tres meses que murió, al parecer, tras ser víctima de abuso sexual infantil por un joven de 17 años en Galapa, Atlántico.

El hecho que se conoció en la noche del sábado 30 de abril, según informe de las autoridades, ocurrió en la urbanización Mundo Feliz, y habría sido perpetrado por un joven que sostendría una relación de hace poco tiempo con la madre de la recién nacida.

Según relató la abuela de la bebé, la madre estaba laborando durante esas horas y él habría quedado a su cuidado. Fue luego del crimen cuando el sujeto, de manera sospechosa y actuando nervioso, se la habría llevado a la casa de su suegra, informándole que su nieta presentaba altas temperaturas. “Él la trajo acá a la casa, yo apenas venía llegando, me dijo que la niña se había puesto mal, y cuando la cargué ya tenía los pies fríos. Salí corriendo para el hospital creyendo que mi nieta todavía estaba viva, que se podía hacer algo por ella”, contó a El Heraldo.

Ya era demasiado tarde, pues todo acabó con la muerte de la pequeña. “Cuando ya estamos en el centro asistencial y coloqué a la niña en la camilla, el doctor me dijo que había llegado sin signos vitales (…) una de las enfermeras comenzó a revisarla y llamó al médico, yo preguntaba qué pasaba, pero en el momento no me dijeron nada y me sacaron porque iban a hacerle más pruebas”, contó la abuela de la bebé, quien expresó los momentos de angustia y desesperación que vivieron durante lo ocurrido.

Fue en ese entonces cuando la madre de la niña llegó al centro asistencial y recibió la noticia. “Mi hija entró, la cargó, le gritó pensando que así se despertaría (…) a ella sí le dijeron que la bebé se veía maltratada y le informaron lo del abuso sexual, por lo que entró en shock”.

Mientras, a las afueras del hospital municipal, se encontraba el joven de 17 años, presunto violador de la bebé, enfrentado por la abuela, quien comenzó a interrogarlo y a reclamarle por qué había permitido que la menor presentara complicaciones. “Cuando él llegó yo le pregunté que si había visto a la niña mal por qué no la había trasladado temprano, pero me dijo que a ella le había dado fiebre en días anteriores y que lo que hizo fue colocarle compresas de agua tibia y se quedó dormida” relató.

Pero fue en ese instante cuando la madre de la menor fallecida desmintió la versión del presunto agresor, asegurando que la bebé nunca tuvo fiebre, por lo que las autoridades realizaron la captura del joven.

El hombre es menor de edad y se había ido a vivir con la madre de la víctima 11 días atrás. La abuela de la bebé confesó que la pareja tan solo llevaban tres meses de estar juntos y a raíz de esa relación había tenido problemas con su hija porque el joven no era para nada de su agrado.

La familiar añadió que “escasamente yo lo había visto unas tres a cuatro veces (…) el papá biológico de la niña nunca respondió por la niña, es más, nunca la conoció”, asimismo, vecinos del sector afirmaron a El Heraldo que nunca habían visto al sujeto en el municipio.

El hecho ha causado gran consternación entre la comunidad, quienes señalan que lo sucedido “no tiene perdón de Dios”. Igualmente, los familiares en medio del profundo dolor, piden que se haga justicia y que y pague por el delito cometido de abuso sexual infantil.