En el punto de acopio se han recibido más de 79.500 ayudas humanitarias
En el punto de acopio se han recibido más de 79.500 ayudas humanitarias. - Foto: Gobernación de Atlántico

atlántico

Más de 79 mil ayudas han sido recolectadas en ‘Donatón’ para damnificados en Atlántico

Autoridades agradecen aporte de más de 79 mil ayudas para damnificados e invita a seguir donando .

Desde el punto de acopio en el estadio Edgar Rentería, la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, envió un mensaje de agradecimiento a las personas y empresas que han brindado su apoyo en la Donatón para los damnificados del departamento.

“Quiero darles las gracias a todos los atlanticenses, barranquilleros, empresarios y universidades que se han sumado a esta donatón. Estas ayudas nos han permitido atender de manera inmediata las necesidades de 9 mil familias en el Atlántico, que han visto cómo el agua entra a sus casas y algunas de ellas han tenido que ser reubicadas en albergues temporales o en arriendos transitorios”, expresó la mandataria.

Asimismo, motivó a más personas a sumarse a la iniciativa, “que sigan apoyándonos porque estas ayudas se han convertido en la esperanza y alegría de las familias damnificadas por tanta lluvia. Y los pronósticos indican que todavía nos quedan unas semanas más de lluvias en noviembre”, afirmó Noguera.

Hasta el sábado, 12 de noviembre, en el punto de acopio se han recibido más de 79.500 ayudas humanitarias de emergencia, como productos de aseo, alimentos, agua, colchonetas, sábanas, entre otros, que ya han sido entregados a los damnificados censados en los municipios afectados por la ola invernal.

Vendaval en Soledad

El pasado viernes, 11 de noviembre, se registró un fuerte vendaval en el municipio de Soledad, Atlántico, en el Área Metropolitana de Barranquilla que dejó más de 50 casas con afectaciones en los barrios Ciudad Paraíso y San Vicente.

En redes sociales se han difundido varios videos de como fueron sorprendidos los residentes de los sectores afectados por las ráfagas de viento que terminaron dejando casas destechadas, viviendas agrietadas, escombros y láminas por todos lados.

Las imágenes son impresionantes y en uno de las grabaciones se logra ver lo que sería una cuadra completa llena de restos de madera y partes de tejados que quedaron en el suelo.

“Dios mío Señor, sin láminas”, se escucha decir a una mujer cuando ingresa nuevamente a su casa.

En otro video corto grabado justo durante el momento de los hechos y cuando según las voces que se escuchan en el audio “el tornado cogía fuerza” se ve las láminas volar como hojas de papel en el cielo en forma de torbellino.

Las autoridades no han entregado un balance oficial de damnificados producto de esta nueva emergencia, el Cuerpo de Bomberos, sin embargo, hizo presencia en las zonas afectadas para socorrerlos.

Los estragos que sigue causando la ola invernal son incalculables en el departamento del Atlántico, solo en Barranquilla las autoridades hablan de alrededor de 2.000 damnificados censados, de los cuales 500 familias ya están recibiendo subsidio de subsistencia para su reubicación temporal.

“Estamos ya recogiendo los censos y terminando de enviarlos al Gobierno nacional para que esas reubicaciones, que sean necesarias de manera definitiva, sean planificadas con el Gobierno y nos ayuden a concertar esas decisiones a largo plazo, dependiendo de cada caso. Estamos depurando las bases de datos para asegurarnos que los beneficios lleguen a quienes tengan que llegar, pero al mismo tiempo entendiendo que esta es una emergencia humanitaria”, dijo el alcalde de la ciudad, Jaime Pumarejo.

El mandatario dijo que la idea es que, con el apoyo del Gobierno nacional, las familias afectadas sean involucradas en los programas de vivienda y que, de esa manera, se puedan ejecutar proyectos de reubicación que permitan que las personas que no son sujetos de crédito, lo sean con cuotas de bajo costo.

Reiteró que el panorama actual requiere de “un esfuerzo compartido, donde la ayuda llega a quien más lo necesite y, en este momento, lo que les estamos pidiendo a los barranquilleros es que nos acompañen. Hoy hemos querido cambiar el sentido de la entrega del parque Cristo Rey y, por eso, estamos liderando una feria de donaciones, que la gente se acerque y nos entregue alimentos no perecederos, colchonetas, frazadas y ropa en buen estado para llevar a esas comunidades. También se abrió una cuenta bancaria para recibir transferencias; lo que queremos es que la solidaridad se muestre en este momento donde tantas familias del Atlántico y Barranquilla lo necesitan”.