Tendencias
Jaime Pumarejo, alcalde de Barranquilla, afirmó que se reforzará el pie de fuerza con la llegada del ejército.
Jaime Pumarejo, alcalde de Barranquilla, afirmó que se reforzará el pie de fuerza con la llegada del ejército. - Foto: Jaime Pumarejo

nación

Paro de buses en Barranquilla: ¿qué están haciendo las autoridades para contener la violencia contra conductores?

Tres personas han sido capturadas como responsables de los atentados contra las empresas de transporte urbano colectivo.

Las empresas que prestan el servicio de transporte urbano colectivo en Barranquilla y su área Metropolitana están angustiadas y atemorizadas. En menos de 15 días fueron asesinados tres conductores.

Los responsables de estos asesinatos, según las autoridades, pertenecerían a una estructura delincuencial conocida como los Rastrojos Costeños, al mando de su cabecilla alias Negro Ober.

En un primer momento, trascendió que los homicidios se estaban perpetrando como represalia de alias Negro Ober tras ser señalado como responsable del asesinato de un hombre, cuyo cuerpo apareció desmembrado en dos barrios de Barranquilla.

A esa hipótesis se le suma otra que está vinculada a las prácticas extorsivas y que incluye la participación de otros alias como Borré, Otón, Cachetes y Tommy Masacre.

Ante las manifestaciones de violencia, el alcalde Jaime Pumarejo Heins lideró desde la mañana de este lunes, en compañía del comandante de la región 8 de la Policía Nacional, mayor general Julio César González Bedoya, los patrullajes que empezaron en puntos estratégicos para brindar acompañamiento a los ciudadanos y al sector de transporte.

El mandatario señaló que en las próximas horas, según lo acordado ayer en un Consejo de Seguridad con el ministro de Defensa, Diego Molano, llegarán a la ciudad los subcomandantes de la Policía Nacional y del Ejército Nacional.

De igual manera, la Policía Metropolitana aseguró que las investigaciones continúan. De hecho, el pasado miércoles 27 de julio un adolescente de 16 años se entregó voluntariamente, señalado de participar en uno de los tres homicidios que se ha cometido. El joven fue puesto a disposición del Centro Especializado para Adolescentes (Cespa) para el restablecimiento de sus derechos y proceso de judicialización.

De igual manera, desde el viernes se puso en marcha una estrategia denominada Rutas Seguras. La iniciativa contempla el acompañamiento de la Policía a los conductores mediante agentes encubiertos y patrullajes.

Luego de conocerse el tercer homicidio, ocurrido el domingo, las acciones se robustecieron.

De acuerdo con la institución, “se tendrá un dispositivo de acompañamiento a 90 rutas de buses de servicio público, adscritos a 26 empresas. En total, son aproximadamente 200 kilómetros de vías que contarán con el dispositivo de seguridad conformado por alrededor de 702 hombres y mujeres de la Policía Metropolitana con apoyo de unidades de la Región de Policía n.° 8″.

Mediante un comunicado de prensa, informaron que también “se realizarán puestos de control dinámicos, así como registros a vehículos de servicio público en zonas priorizadas. De igual forma, cada empresa de servicio público colectivo contará con un oficial padrino que tendrá contacto permanente con sus directivos y empleados con la finalidad de atender en tiempo real cualquier requerimiento por parte de los ciudadanos, además de 27 uniformados por empresa que prestarán su servicio a las rutas y las nevadas”.

En las últimas horas, se dio a conocer la captura de dos personas que habrían tenido implicación en el homicidio de este domingo, cuya víctima mortal fue identificada como Jhon Pardo.

“En menos de cuatro horas ya teníamos ubicada la motocicleta, la prensa de vestir y el arma de fuego con la que se quitó la vida de la persona. También fueron detenidas dos personas, quienes estaban al cuidado de los elementos”, informó el mayor general Julio González Bedoya, comandante Región 8 Policía.

Jhon Pardo fue asesinado cuando un hombre, que se encontraba en un paradero, simuló detener el bus para abordarlo como pasajero, en ese momento habría accionado el arma de fuego con la que asesinó a Pardo.