Tendencias
La alcaldesa Claudia López y parte de su gabinete distrital, anunciaron medidas para la temporada de lluvias en Bogotá.
La alcaldesa Claudia López y parte de su gabinete distrital anunciaron medidas para la temporada de lluvias en Bogotá. - Foto: Alcaldía de Bogotá

bogotá

Claudia López anuncia que la temporada de lluvias en Bogotá “va a ser muy larga” y no descarta que se obligue a usar tapabocas

La alcaldesa reveló que han venido aumentando las cifras de enfermedades respiratorias en la ciudad por las lluvias y, de seguir incrementándose, volvería a ser obligatorio el uso de tapabocas en espacios cerrados.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, lideró en la mañana de este viernes un consejo distrital de gestión del riesgo y cambio climático con el objetivo de tomar algunas medidas preventivas para enfrentar la segunda temporada de lluvias en la ciudad.

De acuerdo con lo dicho por la mandataria local, esta temporada de lluvias va a ser muy larga, por lo que le pidió a la ciudadanía acatar las recomendaciones para evitar algún tipo de emergencia.

Tendremos hasta noviembre de este año un fenómeno de temporada invernal difícil para Colombia y con riesgo para la ciudad. Es un riesgo en seguridad, porque tenemos riesgos de inundaciones, de corrientes torrenciales, de eventuales deslizamientos; pero también es un riesgo en salud pública, porque vienen bajas temperaturas, lo que genera enfermedades respiratorias en la ciudad”, especificó López en un principio.

La alcaldesa dejó claro que “tendremos lluvias intensas y bajas temperaturas, por lo menos, tres meses seguidos, ya lo veníamos evidenciando en los últimos días de septiembre y, a medida que avance el mes de octubre, se irán incrementando hasta noviembre”.

Asimismo, López añadió que, “en el caso de Bogotá, va a ser una temporada de lluvias larga, pero no especialmente intensa”; sin embargo, la Administración Distrital está preparada para cualquier eventualidad y todos los fondos disponibles del sistema de emergencia están atentos a responder, incluso, a la peor situación.

Si nos ocurriera la peor situación al tiempo de inundaciones, corrientes torrenciales y deslizamientos, tenemos los recursos para atender a las familias que pudiesen verse afectadas, para darles asistencia hasta por tres meses si fuera necesario”, agregó López.

En esta materia, el director del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), Guillermo Escobar, reveló que toda la ciudad está bajo constante monitoreo, aunque el foco de vigilancia estará más presente en las localidades en donde hay varias zonas de ladera, en las que eventualmente se pueda presentar algún tipo de deslizamiento.

Ahora, ante esta alerta de que la temporada de lluvias va a ser larga, la alcaldesa López pidió a los bogotanos “estar bien abrigados y con sombrilla, porque en cualquier momento cae la temperatura”; “tener una velocidad muy moderada en los vehículos para evitar accidentes”; “reportar cualquier emergencia a la línea 123″.

La mandataria también fue enfática en señalar “que todo papel que se bote a la calle termina en una alcantarilla, generando un taponamiento y futura inundación”, por lo que pidió encarecidamente disponer de una mejor manera las basuras en los barrios. Al mismo tiempo, recomendó a los capitalinos hacer limpieza dentro de sus casas, las canales y bajantes de aguas lluvias.

¿Se viene uso obligado de tapabocas?

En materia de salud pública, la alcaldesa López indicó que, de verse reflejado un aumento en el número de pacientes con enfermedades respiratorias, de inmediato volverá a ser obligatorio el uso de tapabocas en espacios cerrados en la ciudad.

“Lastimosamente, por la ola invernal vamos a tener más enfermedades respiratorias. A lo corrido del año ya hemos tenido que atender a 1,5 millones de personas por enfermedades respiratorias, es el punto más alto desde el 2017; entonces, si durante tres semanas seguridad epidemiológica reporta un número de casos de enfermedades respiratorias superior al nivel histórico, tenemos que declarar alerta amarilla”, dijo López.

Eso quiere decir, según lo afirmado por la alcaldesa, “que vamos a tener que usar tapabocas obligatoriamente en cualquier espacio cerrado”. Esos espacios cerrados serían los jardines, colegios, oficinas y demás, “especialmente para cuidar a los más chiquitos (niños)”.

En ese sentido, pidió a los padres de familia que, si algún niño tiene señales de complicación respiratoria, no mandarlos al jardín ni al colegio y dejarlos en casa.

El secretario de Salud, Alejandro Gómez, precisó que en los últimos dos años la infección respiratoria aguda pediátrica ha aumentado de manera dramática en la ciudad, por lo que pidió tener mayor control.