nación

Acueducto de Bucaramanga alerta por presencia de mercurio en río Suratá

Los niveles de contaminación llegaron al punto más alto de la historia.


En las últimas horas, el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga (AMB) activó el plan de contingencia y suspendió la captación de agua del río Suratá, toda vez que en este afluente nuevamente se encontraron altos niveles de mercurio, lo cual pone en riesgo la prestación del servicio de agua potable en 13 municipios de Santander.

De acuerdo con la entidad, un grupo de expertos tomó muestras del espejo de agua antes de llegar a la planta de tratamiento, las cuales evidenciaron que en un litro de agua podía haber hasta 163 microgramos de mercurio, cuando el máximo de nivel permitido es de dos microgramos por litro.

“Esta situación hizo que de inmediato se cerrara la captación del río Suratá, garantizando que el agua que entra a nuestro sistema estuviera totalmente pura. Gracias a la aducción que tenemos entre el embalse (del río Tona) y la Planta de Bosconia hemos tratado agua proveniente de este, garantizando la confiabilidad y la calidad del agua que llega a los hogares del área metropolitana”, explicó Hernán Clavijo, gerente del AMB.

El AMB aseguró que cada hora se hace monitoreo en cada una de las plantas, las cuales han permitido llevar un registro desde hace diez años de los niveles de mercurio en dicho afluentes; sin embargo, este hallazgo podría ser catalogado como uno de los picos más altos de contaminación.

“Esto nos preocupa profundamente porque este año ya se ha registrado dos veces altos niveles de contaminación, en abril se hallaron 100 microgramos de mercurio por litro de agua, esta vez fueron 163. Por eso, estamos alerta ante cualquier otro incremento”, sostuvo Clavijo.

Agregó: “No porque tengamos un embalse, en el que tenemos guardada un agua que no está contaminada, no importa si el río se contamina. La idea es que el embalse sea usado como un seguro, no por este tipo de situaciones. Esto es sumamente delicado”.

El río Suratá abastece de agua a Bucaramanga, además de los municipios de Floridablanca, Girón, Piedecuesta, Vetas, California, Suratá, Matanza, Charta, Tona, El Playón, Rionegro y Lebrija.

Asimismo, la entidad le solicitó a la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) que sea ella quien ejecute las medidas pertinentes ante este hallazgo y así poder establecer cuál es el origen de esta contaminación.

“Hacemos un llamado a la autoridades ambientales para que adelanten todas las acciones necesarias para detener esta contaminación que nos afecta tanto. La nuestra es una de las mejores aguas tratadas en el país, seguiremos implementando las medidas que correspondan para responder ante las variaciones climatológicas que se puedan presentar en el futuro”.

A su vez, el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga entregó un parte de tranquilidad frente al cumplimiento de los índices de calidad del agua suministrada.

”El AMB le garantiza a la ciudadanía que el agua que se está distribuyendo, a través de nuestras redes, es apta para el consumo humano y no ha sido contaminada por el mercurio presente en el río Suratá”, señaló el gerente.

Cabe recodar que, recientemente, la Defensoría del Pueblo también le pidió a la CDMB tomar acciones preventivas y correctivas para reducir los altos niveles de mercurio que se presentan en el río Suratá e informar sobre las acciones adelantadas y estrategias definidas con ocasión de esta situación.

“En la Defensoría del Pueblo nos preocupan las consecuencias en la salud y el bienestar de los habitantes de estos 13 municipios, por eso de tiempo atrás hemos alertado sobre esta situación y ahora les solicitamos a la autoridad ambiental y a las alcaldías que se tomen las acciones preventivas y correctivas para reducir el impacto sobre esta fuente hídrica”, señaló el titular de ese despacho, Carlos Camargo.