nación

Apartamentero hurtó más de $ 100 millones en Girón, Santander

La víctima fue amordazada y golpeada al interior de su vivienda.


La inseguridad y los robos en el área metropolitana de Bucaramanga no cesan; en esta oportunidad se registró un robo en un apartamento ubicado en el barrio Villas de San Juan, en Girón.

Dos sujetos armados atacaron a un joven y lo despojaron de sus pertenencias personales.

El violento atraco ocurrió cuando, al parecer, los bandidos aprovecharon un descuido e ingresaron al inmueble. Una vez dentro, los ladrones redujeron y amordazaron a un joven de 23 años; luego revisaron todo el lugar y se llevaron objetos de valor, además de dinero en efectivo.

“Gracias a la información de la ciudadanía de manera oportuna se logra activar un plan candado en todo el sector, donde fue capturado uno de los sujetos de 45 años”, informó el mayor Luis Gelves, comandante de la Policía Girón.

Según las autoridades, a este hombre le fueron hallados en su poder más de 140 millones de pesos entre joyas, celulares, bolsos y dinero en efectivo. Todo esto al parecer habría sido sacado minutos antes del apartamento en mención.

“El capturado, quien presenta antecedentes por varios delitos, fue presentado ante la Fiscalía General de la Nación por el delito de hurto calificado, agregó el mayor Gelves.

Entre tanto, las autoridades informaron que continúan adelantando la investigación para dar con la identidad y ubicación del otro delincuente que participó del hurto.

Según la Policía, en lo corrido del año han sido capturadas en flagrancia 3.750 personas vinculadas en diferentes delitos, además se ha logrado una disminución del 18 % de hurto a residencias.

Metrolínea sin servicio de baño por la inseguridad

Recientemente, dos estaciones del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Metrolínea, en Bucaramanga, se convirtieron en el “blanco” de los ladrones, que además de hurtar, también han cometido hechos vandálicos que afectan la prestación del servicio e incluso ponen en riesgo la vida de los ciudadanos.

Los bandidos, según denuncia la entidad, han aprovechado las horas de menor flujo de usuarios para ingresar a los baños y desvalijarlos. La situación de inseguridad se registra en las estaciones conocidas como Parque Estación UIS y Provenza.

“Algunos usuarios los han usado para realizar prácticas inadecuadas, situación que impide que estos espacios presten el servicio de manera adecuada y hasta pongan en riesgo la integridad de quienes ingresan a ellos”, explicó Metrolínea.

Ante la gravedad de la situación, que se ha vuelto constante desde hace varios meses, Metrolínea optó por suspender el servicio de baños hasta que puedan ser reparados.

“Entre los elementos hurtados están llaves de los lavamanos, tubería de los inodoros, botones de descarga de agua, elementos de aluminio, entre otros. También se han encontrado inodoros y orinales partidos; grafitis en paredes, vidrios y aluminios, y un uso inadecuado de estos espacios que genera mal aspecto para quienes lo usan”, agregó.

Durante el lapso que, hasta el momento es indeterminado, los baños estén cerrados, Metrolínea adelantará el proceso de valoración de los daños, así como establecer el monto de estos y se realizarán las reparaciones correspondientes.