bogotá

Niña de 13 habría sido abusada sexualmente por tres compañeros del colegio al sur de Bogotá

La Secretaría de Educación condenó el hecho y anunció que ya están adelantando acciones al respecto.


La educación y los colegios en Bogotá siguen en tela de juicio. A los casos de bullying, peleas a las afuera de las instituciones y posibles abusos sexuales de parte de profesores a sus alumnos, en las últimas horas se sumó un aberrante caso de una niña de tan solo 13 años que habría sido violada por tres de sus compañeros en el colegio Jaime Pardo Leal, ubicado en el barrio Policarpa Salavarrieta, en la localidad de Antonio Nariño, al sur de la capital del país.

La niña habría sido obligada a subir en reiteradas ocasiones al quinto piso del colegio a un lugar que llaman El Caracol, en donde sus compañeros la tiraban al piso y se turnaban para abusar sexualmente de ella.

Los familiares de la niña empezaron a sospechar que algo estaba pasando cuando ella empezó a cambiar de actitud, a no realizar apuntes en clase y sobre todo cuando sus compañeros empezaron a hacerle dibujos obscenos en sus cuadernos.

Inicialmente, los familiares de la menor se acercaron al colegio para poner la respectiva denuncia por bullying y aunque la institución se habría comprometido a investigar lo que estaba sucediendo, los casos de abuso sexual, que no eran bullying, siguieron pasando.

Con el pasar de los días, la niña se fue tornando más agresiva e insistía en no querer regresar al colegio. Su tía, bastante preocupada por la actitud y sospechando que algo estaba pasando al interior de la institución, preguntaba insistentemente a la menor qué estaba ocurriendo. La niña no aguantó más y relató la aberrante forma en la que sus compañeros la estarían abusando sexualmente.

Al escuchar el duro relato de la menor, los familiares la llevaron a Medicina Legal, en donde confirmaron que la menor había sido abusada.

Posteriormente, la menor fue remitida al policlínico del Olaya para recibir atención médica y psicológica. “Le confirmaron a mi hermana que la niña sí venía siendo abusada de forma constante desde hace cuatro meses y que había nombrado a cuatro estudiantes. Quedamos destrozados. Hubo acceso carnal violento, están descartando embarazo y enfermedades de transmisión sexual”, aseguró la tía de la menor a El Tiempo.

Lo más preocupante del caso es que la menor, al parecer, había informado al coordinador del colegio lo que sus compañeros de clase le hacían en el descanso, pero no se hizo nada al respecto. Los tres compañeros también son menores de edad.

SEMANA pidió explicaciones a la Secretaría de Educación sobre lo sucedido con esta niña de 13 años en el colegio Jaime Pardo Leal e indicó que ya se está adelantando una investigación.

“Los familiares de la niña se acercaron a la institución educativa el viernes 6 de mayo para dar la alerta sobre lo que venía ocurriendo con su hija, sin embargo, esta alerta se da por hostigamiento escolar y no por violencia sexual”, aseguró la Secretaría en un principio.

Posteriormente la entidad añade: “La familia comprende la complejidad de lo ocurrido el día sábado 7 de mayo, dado que la niña les comenta lo sucedido e identifican que se trata de una violencia sexual y actúan de manera oportuna, dirigiéndose a la Fiscalía y de allí al centro médico donde se encuentra hospitalizada”.

Frente a los compañeros, la Secretaría de Educación especificó que “una vez se conoce la situación, el colegio procede con la identificación de los presuntos ofensores y entabla comunicación con las familias para activar los protocolos”.

La Secretaría dejó claro que el equipo de la estrategia de Respuesta Integral de Orientación Pedagógica RIO-P inició el acompañamiento con la tía y la mamá de la estudiante para orientar y apoyar en lo que requieran y brindar contención emocional.

“Desde la entidad rechazamos vehementemente cualquier acto de violencia en contra de estudiantes y estamos trabajando de manera articulada con las entidades garantes de derechos de orden nacional y distrital para que se tomen todas las medidas necesarias, encaminadas a investigar y sancionar a quien atente contra la integridad de estudiantes”, puntualizó la entidad.