santander

Emergencia invernal: Invías invertirá en vía incomunicada de Onzaga, Santander

Esta vía, que es una ruta de conexión entre Santander y Boyacá, continuará cerrada y no hay ruta alterna.


Tras la situación de emergencia que presentó la alcaldesa del municipio de Onzaga, Santander, al indicar que el Instituto Nacional de Vías (Invías) debía responder por los daños en la vía nacional ocasionados por las fuertes lluvias, la cual dejó incomunicada a la población de ese territorio, la entidad se comprometió a reparar el tramo.

En los últimos días, la quebrada Santa Clara, en Onzaga, se creció y arrasó con la vía que comunica al municipio con San Joaquín; además, destruyó una parte del puente que se encuentra en la zona, lo que mantiene incomunicada a la población de ambos territorios santandereanos.

Esto se registró justamente en el kilómetro 61+842, en este lugar persiste lodo, rocas y material vegetal, lo que impide el libre tránsito vehicular entre los dos municipios y sus alrededores.

Por su parte, la alcaldesa de Onzaga, Johana Grimaldos Barón, mostró su preocupación a través de un video en el cual pidió ayuda al Invías para recuperar esta importante carretera, por donde transitan vehículos de carga pesada, ambulancias y habitantes que tienen este tramo como única alternativa para llegar a sus hogares.

“Los daños son grandes, la situación en la vía del departamento está complicada, es algo que lleva mucho tiempo y que no se han tomado las medidas necesarias para mitigar la emergencia”, señaló la mandataria.

Así mismo, desde el lugar de la tragedia, la alcaldesa mencionó que los transeúntes pueden pasar mientras no esté lloviendo, debido a que si se registran precipitaciones, la creciente de la quebrada aumenta y se imposibilita el paso.

“Solicitamos al Gobierno nacional, a la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y al Invías, que es el que debe atender esta vía nacional, para que acaten las peticiones que se han hecho por parte de los municipios de Onzaga y San Joaquín”, recalcó Grimaldos Barón.

Ante esta situación, el director territorial de Invías en Santander, Édgar de Jesús Rojas, dio a conocer que se está realizando las acciones pertenecientes para la apropiación de recursos mediante un contrato de monto agotable que permitirá atender esta emergencia.

“Esto impacta a cerca de 500 familias campesinas, por lo que Invías adelanta todas las acciones para atender esta emergencia con labores que iniciarán esta misma semana, una vez culminen los procesos legales para adjudicar el contrato de monto agotable 1003/2002 por valor de $ 200 millones que ya fue adjudicado y perfeccionado”, aseguró Rojas.

Así las cosas, este contrato permitirá el uso de maquinaria amarilla, junto al personal capacitado para el retiro de material sobre la carretera y así habilitar paso a un carril lo más pronto posible.

Por el momento, esta vía que es una ruta de conexión entre Santander y Boyacá continuará cerrada, motivo por el cual no hay paso de motocicletas ni vehículos. Invías informó que no hay ruta alterna habilitada, lo cual afecta la actividad económica de los productores y sus familias del sector.

Sin embargo, la preocupación de la comunidad se intensifica con los días debido a que en algunas instituciones educativas ya se está retornando a las aulas de clases luego del receso de mitad de año. Los estudiantes se verán afectados al cruzar por este sitio hasta llegar a las veredas aledañas al municipio.

En el departamento, son más de 4.000 familias, contando a estos municipios afectados por este daño en la vía nacional. Mientras que esta emergencia se supera, los pobladores de Onzaga y San Joaquín solicitan a las autoridades de Santander ayudas económicas para poder mitigar los daños que se han causado por el paso de la ola invernal.