nación

Emergencia sanitaria: 300 toneladas de residuos permanecen en calles de municipios de Santander

En Floridablanca no se recogieron los residuos en 15 sectores.


Más de 45 toneladas de residuos sólidos, que fueron recolectados durante la noche del lunes 23 de mayo en los municipios de Floridablanca y Piedecuesta, Santander, quedaron estancadas en las puertas del relleno sanitario El Carrasco en Bucaramanga, luego de que la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab) tomara la decisión de prohibir el ingreso de dichas localidades.

La decisión, que al parecer fue tomada sin previo aviso y tomó por sorpresa a la empresa recolectora de basura Veolia, obedece que la Emab y las alcaldías de Floridablanca y Piedecuesta no han logrado llegar a un acuerdo que permita seguir disponiendo los residuos en El Carrasco.

“Hemos tomado la decisión de no recibirle los residuos al municipio de Floridablanca y Piedecuesta, esto como consecuencia que no hemos podido llegar a un acuerdo para la firma de unos instrumentos jurídicos que permite que estos municipios hagan la disposición de basuras en nuestro relleno sanitario”, explicó Helbert Panqueva, gerente de la Emab.

Y agregó que “La firma de estos instrumentos jurídicos es importante porque actualmente la disposición de las basuras se realiza en el relleno sanitario El Carrasco se hace en el marco de la calamidad pública, una situación atípica que se viene presentando desde el año 2011 cuando se dio su cierre judicial”.

Teniendo en cuenta que el relleno sanitario El Carrasco desde el 14 de agosto de 2021 funciona bajo la declaratoria de calamidad pública. Mientras que la Procuraduría General de la Nación advirtió que autoridades municipales están en la obligación de cumplir con la decisión del Juzgado 15 Administrativo, el cual pidió su cierre completo.

“Acá no solamente se trata de traer a disponer los residuos, sino que todos de manera coordinada nos hagamos cargos del pasivo ambiental que está quedando como consecuencia de esta disposición de basuras. Pero, también que de manera coordinada con los alcaldes del área metropolitana, donde se dispone casi el 74% de los residuos de Santander, podamos tener una estrategia para seguir garantizando la condiciones técnicas y ambientales que actualmente presenta el relleno sanitario El Carrasco”, añadió Panqueva.

El municipio Dulce y el Garrotero son los únicos de los siete municipios santandereanos que disponen del relleno que no han firmado el acuerdo. Motivo por el cual, la madrugada de este martes tres camiones recolectores, dos de Floridablanca y uno de Piedecuesta, cargados con 50 toneladas de basura se quedaron paralizados.

“Son los alcaldes los que deben garantizar el sitio de disposición final. Ahora, con esta novedad y de acuerdo con el plan de contingencia de cada municipio, estamos atentos que nos indicen cuál es el paso a seguir y si tenemos luz verde para ingresar al Carrasco o a dónde nos tenemos que dirigir”, dijo Alejandro Ochoa, gerente comercial regional de Veolia.

Durante la noche del lunes en Floridablanca se logró recoger el 85% de los residuos y el 15% restante no fue posible debido a la suspensión. Mientras que en Piedecuesta sí fue recolectado el 100%.

La situación es bastante preocupante, ya que en los sectores de Floridablanca por donde no pasó el carro recolector de basuras, estas quedaron tiradas en la calle y podría afectar la calidad del aire en la ciudad, además de agudizar algunas enfermedades respiratorias y tipo de dengue.

Actualmente, en el área metropolitana está activo un plan de acción en el control de lixiviados de los vehículos de carga y se implementó un esquema de rutas y frecuencias para la prestación del servicio de aseo.