nación

“Falso servicio”: denuncian modalidad de secuestro y extorsión en Santander

A través de redes sociales, delincuentes se contactaron con la víctima para contratar un supuesto trabajo de carpintería.


Una llamada telefónica para la prestación de un supuesto servicio de carpintería terminó en un caso de secuestro de un hombre de 50 años que se había desplazado desde el departamento de Antioquia hasta el municipio de Barbosa, Santander.

De acuerdo con la denuncia, la víctima había ofrecido sus servicios a través de redes sociales, donde además estaba publicado su número celular, y así fue como lo contactaron los supuestos clientes para diseñar una cocina; por el trabajo pactaron un pago de $ 4′000.000. Pero, al final, los clientes terminaron siendo delincuentes que pretendían extorsionar a la familia para obtener $ 25 millones.

“Buenas tardes, señorita, tiene el gusto de hablar con Antonio González, más conocido como ‘Gonzalito’, máximo comandante de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, conocidas como Clan del Golfo, para que su papá se pueda ir tiene que cancelar una multa, entonces, ¿le va a colaborar a su papá sí o no?”, dice uno de los delincuentes en un audio revelado por las autoridades.

“Una hija nos contactó y nos manifestó que su padre estaba siendo secuestrado en el departamento de Santander, se trata de un carpintero que se movilizó desde el departamento de Antioquia. Una vez el hombre llegó al sitio pactado, recibió una llamada en la cual le indican que está ubicado en zona de injerencia de un grupo armado ilegal”, explicó el coronel Juan Miguel Thiriat Tova, director del Gaula de la Policía Nacional.

Posteriormente, el carpintero fue interceptado por un mototaxista, que lo trasladó hasta la zona rural del municipio, en el sector conocido como el Cerro de las Cruces. Allí, los delincuentes le manifestaron que eran supuestos integrantes del Clan del Golfo.

“Nos decían que nos quedáramos quietos, nos pidieron el número de la cédula y de los familiares, ahí nos dijeron que se trataba de una extorsión”, relató la víctima a las autoridades.

Con el propósito de infundir miedo y presionar a la familia del carpintero, los criminales decían “que si no pagaba la suma $ 25 millones, iba a ser víctima de un francotirador por estar en zona de injerencia de esta estructura criminal”, agregó el coronel Thiriat.

Tras la información suministrada por la hija de la víctima, el Gaula de la Policía de inmediato desplegó un operativo y lograron ubicar el lugar donde se encontraba retenido el carpintero, junto con un ayudante. Los dos hombres fueron hallados y liberados, según las autoridades, se encuentran en perfectas condiciones de salud.

Ante este tipo de hechos extorsivos, conocidos como ‘falso servicio’, las autoridades pidieron a la comunidad que busque acompañamiento del Gaula frente a una situación como la ya mencionada, para así evitar que los delincuentes les roben el dinero y/o les puedan hacer daño. La denuncia se realiza a través de la línea gratuita nacional 165.

“Invitamos a toda la ciudadanía y en especial a las personas que ofrecen este tipo de servicios como: ingenieros civiles, constructores, carpinteros, ingenieros catastrales, que son contratados para movilizarse a zonas rurales, verifique inicialmente quién es la persona que los contrata o cuál es el fin real de ese negocio, solicite si es el caso un avance de dinero para movilizarse a esos lugares”.