Ocurrió en el municipio de Landázuri.
Esta masacre se presentó en la madrugada del 11 de septiembre. - Foto: A.P.I.

santander

Masacre en Landázuri: confirman que son nueve los muertos; cinco fueron linchados

Los cinco agresores que asesinaron a cuatro integrantes de una misma familia fueron acribillados por la comunidad.

El alcalde del municipio de Landázuri, Santander, confirmó en SEMANA que las víctimas mortales del macabro asesinato, donde fallecieron cuatro integrantes de una misma familia y que posteriormente se presentó un linchamiento por parte de la comunidad que arremetió contra la vida de los cinco agresores de nacionalidad venezolana, asciende a nueve.

“La gente se tomó a la fuerza de la mano propia y pues acabó con la vida de los cinco asesinos que causaron esta tragedia. Hasta el momento hay uno que no lo han encontrado, pero por información de la misma comunidad se dice que está muerto”, aseveró en este medio Marlon Ballén, alcalde de Landázuri.

Esta masacre comenzó sobre las 3:00 de la madrugada del domingo 11 de septiembre al interior de una vivienda de la vereda Buenos Aires del corregimiento Plan de Armas. Hecho que se habría presentado en medio de una riña generada por un grupo de cuatro hombres y una mujer, quienes arremetieron con armas blancas a cinco personas que estaban en la residencia.

En ese momento murió Álvaro Díaz Pineda, quien era el padre de familia y se desempañaba como docente. También fallecieron su esposa y sus dos hijos, un joven de 20 años y una niña de 13 años. Mientras que la quinta persona, identificada como Natalia Calle, la cual trabajaba con el profesor, resultó lesionada en medio de la confrontación, pero alcanzó a salir de la casa para avisarle a los vecinos con el fin de que los auxiliaran de la tragedia.

El mandatario detalló que la pieza clave para esclarecer este crimen sería la empleada, quien permanece hasta el momento bajo protección en el hospital de este municipio, lo que se presume es que estos agresores habrían logrado que Díaz les prestara una millonaria suma de dinero.

“Dentro de la hipótesis que se maneja es que el profesor iba a recibir un dinero producto de la venta de algunos viajes de carbón y había como un pleito entre ellos por el negocio de una moto y pues, al parecer, fue un hurto. Los venezolanos eran trabajadores del profesor y sabrían tal vez los movimientos de dinero que él hacía. Algunos hablan de que les habría prestado como $ 20 millones, pero por el momento todo es materia de investigación”, detalló el gobernante local.

Versiones preliminares indican que los criminales pretendían que el educador entregara un dinero que habría obtenido producto de un negocio que había realizado días atrás. Al parecer, el profesor se habría negado a la petición y los agresores comenzaron a torturarlo, e hicieron lo mismo con su esposa y sus hijos. A todos los apuñalaron letalmente y luego les prendieron fuego a los cuerpos para tratar de borrar las evidencias, según indica el reporte.

Desde que se conoció el desenlace de la emergencia, se han realizado dos consejos de seguridad ante el riesgo que hay en el municipio a razón de que se podrían presentar retaliaciones por los asesinatos.

La fuerza pública dispuso un operativo especial para blindar a los habitantes y se decretó toque de queda nocturno desde las seis de la tarde del domingo hasta las primeras horas del lunes por la alteración de orden público. Se espera que en las próximas horas se determinen nuevas medidas.

Por su parte, la Fiscalía General de la Nación informó que un equipo especializado del ente de acusación se desplazó hacia la zona afectada por la masacre para avanzar en las labores urgentes y priorizar el esclarecimiento.

“Desde el momento en que la Fiscalía conoció hechos registrados en Landázuri, se destacaron fiscales, criminalísticos e investigadores del grupo de homicidios colectivos para atender actos urgentes”, señaló la entidad judicial.