nación

Metrolínea responde a denuncia de concejales de Bucaramanga

El contrato para el recaudo y control de la flota del SITM se habría celebrado en medio de irregularidades, según los concejales.


En las últimas horas, los concejales de Bucaramanga (Santander), Carlos Parra y Danovis Lozano, radicaron en la Fiscalía una denuncia contra la gerente del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM), Metrolínea, Emilcen Jaimes, por presuntas irregularidades en un contrato.

De acuerdo con los concejales, el contrato que suscribió Metrolínea con Metro Cali, que tiene como propósito monitorear la operación del recaudo y control de la flota del SITM que funciona en Bucaramanga y su área metropolitana, presenta una serie de irregularidades que deben ser investigadas por las autoridades.

“Los bumangueses pagamos la tarifas más altas y, además, pagamos muchísimo por el recaudo. La razón de esto son los contratos mal planeados y hechos con irregularidades. El contrato del recaudo de acabó y era la oportunidad de hacerlo bien, pero no fue así. Metrolínea contrató a Metro Cali y nos lo vendió como si fuera un experto en recaudo, pero descubrimos que no lo es, porque ni siquiera prestan su propio servicio de recaudo y contratan a un tercero que lo hace”, explicó el concejal Carlos Parra.

Metro Cali habría asumido el pasado 31 de enero de 2022 la operación de recaudo y control de Metrolínea. Luego de que, según Metrolínea, terminara por mutuo acuerdo y de forma anticipada el contrato de concesión del sistema de recaudo y control, con la sociedad de Transporte Inteligente S.A., Tisa.

Metrolínea contrató sin la idoneidad, puso a un tercero que no tiene conocimiento del asunto por el cual se contrata, esto es muy grave. Por ello, los bumangueses pagamos las tarifas más caras del país”, agregó el concejal.

Ante las acusaciones de los concejales, los directivos de Metrolínea mediante un comunicado respondieron asegurando que el contrato se ejecutó siguiendo el debido proceso que exige la ley.

“Metrolínea S.A. contrató una consultoría para hacer un análisis de la situación de cada uno de los contratos de concesión (recaudo y control y transporte), cuyo resultado arrojó que lo más viable para la entidad era terminar dichos contratos ante las dificultades financieras de los concesionarios”, explica Metrolínea con respecto a la terminación del contrato con Tisa.

A raíz de dicha situación, según la empresa, y previendo que se paralizara la operación del sistema de recaudo y control, habrían realizado un análisis de mercado en búsqueda de estructurar un plan de contingencia e implementarlo en caso de requerirse (por incumplimiento o terminación anticipada del contrato).

“Metrolínea S.A. realizó un estudio de mercado en el que la entidad más idónea, dado que tiene la misma tecnología del sistema de recaudo y control del SITM Metrolínea, fue Metro Cali S.A. Adicional, era la oferta más económica que no conllevaba una inversión adicional para el sistema de recaudo y control con el que opera el SITM Metrolínea”, señala el comunicado.

Además, dice Metrolínea que para la suscripción del acuerdo con Metro Cali S.A., “se utilizó una figura legal llamada contrato interadministrativo, contemplado en la Ley de contratación estatal. Dicho contrato se suscribió en noviembre de 2021 por fuera de la Ley de Garantías”.

Con respecto a los concejales, Metrolínea asegura queno se han acercado a Metrolínea S.A., a solicitar alguna información que les permita aclarar o sustentar desde la fuente directa dichos reparos. Solo hasta el día 17 de agosto se recibió un derecho de petición en el que los mismos concejales solicitan información sobre la terminación del contrato entre Metrolínea S.A. y Transporte Inteligente S.A.”.