nación

Sede educativa está a punto de colapsar por las fuertes lluvias en Rionegro, Santander

Más de 200 estudiantes están arriesgando sus vidas para recibir clases.


La rectora Janeth Lagos Machuca de la Institución Educativa El Pórtico, ubicada en el municipio de Rionegro, Santander, denunció a SEMANA las precarias condiciones en las que se encuentra la sede principal. Allí 212 estudiantes de primaria y bachillerato, cuyas edades oscilan entre los 5 y 18 años, reciben clases.

Lagos Machuca llegó a dirigir la institución en enero de 2017, desde entonces ha evidenciado el abandono del Estado. Los estudiantes pese a tener un excelente rendimiento académico no cuentan con una infraestructura adecuada y ahora, con la temporada invernal el deterioro se ha hecho más visible y el riesgo más latente.

Estamos ubicados en medio de dos alcantarillas, a un lado de una cañada, entonces la sede se ha ido erosionando poco a poco, lo último ocurrió en esta ola invernal que estamos viviendo en el departamento. Se nos fue un poco de terreno que está apunto de llevarse la cancha”, sostuvo la rectora.

Un plástico negro y cintas amarillas fueron las soluciones brindadas por la Alcaldía de Rionegro, Santander, para “frenar” el deslizamiento que está amenazando con colapsar gran parte de la institución.

A esta grave situación se suma que la sede principal está ubicada en el borde de una carretera nacional, es decir, que los estudiantes arriesgan sus vidas para cruzar de un lado a otro. Además, el ruido constante por el paso vehículos de carga pesada y buses interdepartamentales impide que los niños se concentren en sus procesos de aprendizaje.

“Desde el 2017 estoy denunciando el riesgo que corremos todo el personal de la institución, nosotros estamos ubicados a menos de dos metros de la vía nacional que de Bucaramanga conduce al mar, es una recta donde la velocidad de los carros es impresionante. En cualquier momento, Dios no lo permita, puede presentarse alguna tragedia, porque los conductores no reducen la velocidad”, agregó Janeth.

La situación ha sido reportada en múltiples oportunidades ante la Alcaldía y al Concejo de Rionegro, así como a la Gobernación de Santander, la Secretaría de Educación Departamental, la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres e incluso el Ministerio de Educación Nacional pero parece no existir una solución pronta, pues cada entidad se pasa la “pelota” y ninguno responde.

Yo no puedo seguir permitiendo que esto siga así, ni quedarme callada porque mis estudiantes no están gozando de un derecho a la educación digno, sí tienen profesores calificados, pero no tienen un ambiente favorable, porque estamos es en un riesgo”, expresó la rectora a SEMANA.

Janeth Lagos criticó la falta de atención e interés de las entidades gubernamentales para brindarles soluciones. Asegura que el Ministerio de Educación y el Comité Nacional del Riesgo, le manifestaron que la problemática debía ser solucionada por el departamento, pero desde la Secretaría de Educación de Santander sostienen que es el municipio quien debe dar respuesta. Sin embargo, la Alcaldía municipal dice no tener recursos.

“Nos sentimos abandonados, nos sentimos solos porque no tenemos respuesta de ninguna parte que nos digan que nos van ayudar. El colegio no puede seguir funcionando así, el Estado tiene que voltear a mirarnos”.

Los únicos que se han ‘puesto la camisa’ por la institución, según cuenta, han sido los padres de familia quienes han invertido recursos propios para hacer algunas adecuaciones.

“Con los padres de familia en el 2018 construimos un salón, este año estábamos construyendo otro, pero nos tocó parar por el deslizamiento que se presentó hace unos días. Todas las adecuaciones que hemos hecho han sido con plata de los padres de familia”.

La rectora, Lagos Machuca, además le contó a SEMANA que la sede ubicada en el sector de Portachuelo también está a punto de caer, pese a que no ha sido entregada en su totalidad por el Fondo de Adaptación, pero por esta tampoco nadie responde.

“La sede de Portachuelo está apunto de colapsar, pero lo más grave es que el Fondo de Adaptación no ha terminado de entregar esa obra, desde el 2017 que llegué aquí estaba para entrega y no se ha podido entregar porque ellos no han terminado de adecuar esa sede y ya está apunto de colapsar”.

Janeth Lagos Machuca, rectora de la Institución Educativa El Pórtico, hizo un llamado a las entidades nacionales, departamentales y municipales que para que atiendan de forma oportuna y eficaz las necesidades de esta comunidad educativa y de paso eviten que por negligencia se pueda presentar una tragedia anunciada.

“Esa sede principal la deben reubicar, es urgente. Yo invito a la Nación, a la Gobernación y Secretaría de Educación de Santander y al Alcalde de Rionegro para que vengan y miren, que constaten lo que digo. Si yo tengo que pararme frente a los medios a decir que es mentira lo que denuncio después de que ellos constaten la situación que vivimos, lo hago. Pero, no puedo tapar la realidad que está pasando en el Pórtico”.

Esta redacción intentó en repetidas oportunidades comunicarse con la Secretaría de Educación de Santander y la Alcaldía de Rionegro, pero no hubo respuesta alguna.