nación

Tragedia: murió un sacerdote tras avalancha en San Vicente de Chucurí, Santander

El religioso prestaba sus servicios en el corregimiento de La Fortuna.


La ola invernal que azota el departamento de Santander continúa causando estragos, en esta ocasión un hombre perdió la vida y cuatro personas más resultaron heridas tras ser arrastradas por una creciente de la quebrada Las Margaritas en jurisdicción del municipio de San Vicente de Chucurí.

El hecho ocurrió en la vía que conecta a San Vicente de Chucurí con Barrancabermeja, la noche del jueves 16 de junio. De acuerdo con el reporte inicial de las autoridades, luego de las fuertes lluvias que se registraron en las últimas horas, el caudal del afluente aumentó, generando el desbordamiento y a su vez, una avalancha que le terminó costando la vida al sacerdote Juan José Cárdenas Ortiz.

Según se conoció, el religioso se movilizaba a bordo de una camioneta de placas BMH 623, que fue arrastrada por la corriente en el sector de La Vizcaína, vía al corregimiento de La Fortuna. La emergencia de inmediato fue reportada ante las autoridades y organismos de socorro, que se trasladaron al lugar.

En seguida se iniciaron las labores de búsqueda y rescate, sin embargo, el sacerdote fue hallado sin signos vitales un kilómetro más abajo de donde ocurrió la avalancha. Mientras que otras otras personas contaron con mejor suerte y fueron encontradas con vida, según las autoridades, presentaban algunas lesiones y debieron ser trasladadas hacia un centro asistencial en Barrancabermeja.

“Falleció ahogado, venía de celebrar el Corpus Christi de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe y cruzando una quebrada la corriente arrastró el carro, luego pudieron recuperar el cuerpo sin vida del Padre”, dijo el párroco de la Santísima Trinidad.

El sacerdote Juan Cárdenas ejercía su misión en la Cuasiparroquia de San Francisco de Asís en el Magdalena Medio santandereano, durante más de 30 años dedicó su vida al sacerdocio y a la defensa de los Derechos Humanos de las personas más vulnerables.

“Es una pérdida muy grande, se ha ido el pastor, consejero, amigo y papá de tantos jóvenes que formó, orientó y ayudó. Era un misionero entregado a la comunidad y que realmente hacía la diferencia, porque siempre estaba al lado de los más desprotegidos, un verdadero seguidor de Jesús de Nazareth”, expresó una habitante de Barrancabermeja.

En los dos últimos meses en el departamento de Santander siete personas, incluido el sacerdote Cárdenas, han perdido la vida como consecuencia de la temporada invernal que ha provocado graves emergencias como inundaciones, desbordamiento de ríos y quebradas, derrumbes, entre otras afectaciones. De las víctimas cuatro son menores de edad, dos de estos también fallecieron por ahogamiento.

Asimismo, un hombre identificado como Luis Eduardo Figueroa Flórez, de 67 años, fue declarado como desaparecido tras ser arrastrado por la corriente de las quebradas La Cristalina y Sardinas en el municipio del Carmen de Chucurí. Pese la las intensas labores de búsqueda, ha sido imposible encontrar el cuerpo.

“Son más de 25 municipios afectados y más de 3.500 familias damnificadas, donde hubo pérdidas de vivienda, afectaciones de cultivo, vías incomunicadas por los derrumbes que se han presentado. Hemos hecho unas solicitudes muy importantes frente a lo que se ha venido dando, una de ellas el apoyo a la Ungrd para entregar ayudas humanitarias a municipios en calamidad pública y más horas máquina para poder atender la afectación de las vías”, informó el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar.