Home

Cali

Artículo

Policía en Cali atendió riña al interior de una vivienda y encontró media tonelada de marihuana.
Seis personas fueron capturadas y dejadas a disposición de la Fiscalía General de la Nación por fabricación, tráfico y porte de estupefacientes. - Foto: Cortesía Policía Nacional

nación

Policías fueron a atender una riña en Cali, pero se encontraron con media tonelada de marihuana en una casa

Como la casa del terror es conocido el sitio donde las patrullas del cuadrante hallaron el estupefaciente.

En una acción de las unidades del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, adscritas a la estación de Policía Limonar (comuna 17) de Cali, fueron incautados 536 kilogramos de marihuana, ocultos en cajas de cartón al interior de una vivienda en el barrio El Ingenio, donde fueron capturadas seis personas.

Mediante una llamada telefónica al 123 se alertó a las autoridades sobre una riña, según la Policía, los vecinos del sector indicaron que los problemas eran constantes en dicha vivienda.

“La activación del frente de seguridad puso en alerta a los uniformados por lo que parecía ser un caso de riña y voces de auxilio al interior de una residencia conocida entre los habitantes como la ‘casa del terror’.

De inmediato, los policías hicieron presencia en el lugar, donde después de verificar la situación y el estado de las personas, fue hallado el estupefaciente. También se pudo establecer que la casa está a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) y había sido invadida por estos sujetos”, dijo el coronel Daniel Gualdrón, comandante de la Policía de Cali.

Las autoridades indicaron que en dicha vivienda se dedicaban al consumo, a la fabricación y elaboración de dosis de estupefacientes como marihuana para ser distribuidos en la ciudad.

“En la atención del caso, nuestros policiales percibieron el olor característico de la marihuana, verificaron el entorno y al interior de la misma casa se encontraban unas personas, al parecer, bajo efectos de sustancias alucinógenas. Había unas dosificaciones en una mesa y esto despertó el interés de los policías para revisar y establecer qué sucedía”, detalló el comandante de la Policía de Cali.

Según Gualdrón, en la revisión del inmueble se logró incautar más de media tonelada de marihuana. En total 45 cajas contenían el estupefaciente, que a su vez estaba distribuida en bloques y paquetes a los que se les practicó la prueba de identificación preliminar homologada (PIPH) para identificar de manera preliminar la sustancia y así proporcionar elementos materia de prueba dentro de la investigación. Según el avalúo, está por más de 540 millones de pesos.

Esta sustancia iba a ser distribuida en los colegios, parques, zonas recreo deportivas y culturales de la ciudad, también eran distribuidas tipo domicilio. Se capturaron a seis personas, se incautaron dichas sustancias y se pusieron a disposición de la Fiscalía General de la Nación por fabricación, tráfico y porte de estupefacientes.

“La institución continuará atenta a los requerimientos de la ciudadanía e invita a la comunidad a que aporte información que contribuya a derribar los flagelos de la delincuencia. Para tal fin se pueden comunicar al celular 3116253670, la línea de emergencia 123 o 156 de la Red de Cooperantes, donde profesionales de Policía garantizan completa confidencialidad”, invitaron las autoridades.

Desarticularon a dos bandas dedicadas al microtráfico

La Policía Metropolitana de Cali desarticuló a dos bandas criminales que tenían amedrentados a los habitantes de la comuna 7 de la capital del Valle. Según las autoridades, este importante resultado se dio después de nueve meses de investigación con agentes encubiertos, búsqueda de información con testimonios de testigos y grabaciones en cámaras de seguridad.

“En una operación sin precedentes, la Policía Metropolitana Santiago de Cali capturó a 24 personas y aprehendió a un menor de edad de las bandas Patio quinto y Calimío, mediante 25 diligencias de registro y allanamiento en los barrios Alfonso López, Manuela Beltrán, apartamentos de Río Cauca, Los Naranjos, Tejares de Salomia y 7 de Agosto”, aseguró el coronel Daniel Gualdrón, comandante de la Policía de Cali, quien añadió que cinco de las 19 órdenes de captura se realizaron en flagrancia.

Según las autoridades, los dos grupos de delincuencia común organizada eran dinamizadores de actividades de microtráfico, tentativas de homicidio, instrumentalización de menores para la comisión de delitos y falsificación de licor. Entre los capturados se encuentran alias Libinson y Maruja, los determinadores de estas conductas delincuenciales.

“El primero de ellos cuenta con antecedentes judiciales por homicidio y porte ilegal de armas de fuego. En el caso de la mujer, se encontraba incumpliendo una medida de detención domiciliaria por tráfico de estupefacientes y al parecer, utilizaba a su hijo menor de 18 años para el expendio de sustancias alucinógenas. A alias Robinson se le sindica al parecer de cuatro homicidios como determinador directo, pero también hay investigaciones en otros hechos que estamos investigando”, detalló Gualdrón.

La investigación liderada por la Unidad Nacional de Intervención Policial y Antiterrorismo (Unipol), en coordinación con unidades de inteligencia, investigación judicial y la Fiscalía General de la Nación, permitió conocer cómo estas personas estarían llevando a cabo los hechos punibles, afectando entornos educativos, religiosos, hospitalarios y especialmente, espacios recreodeportivos donde niños, niñas y adolescentes entrenan diferentes disciplinas deportivas.

“Se pudo establecer que expendían alrededor de 8.000 dosis de drogas semanales, lo que les representaba ingresos criminales superiores a los 150 millones de pesos mensuales. Además se logró el esclarecimiento de una tentativa de homicidio ocurrida el 11 de octubre pasado por las líneas de microtráfico”, dijo el comandante de la Policía.

En el operativo fueron incautados un revólver de fabricación industrial, una pistola de fabricación artesanal, munición de diferentes calibres, 47.000 gramos de marihuana, 50 dosis de clorhidrato de cocaína, elementos para la dosificación de estupefacientes, 445 botellas de licor adulterado y un vehículo en el que se estarían cometiendo delitos.