nación

Robo terminó en asonada en Cali: Esmad intervino para que no lincharan a ladrón

Una turba ofuscada quiso golpear a una persona que fue descubierta robando. Hubo enfrentamientos con las autoridades.


Un robo terminó en asonada en Cali cuando la comunidad quiso linchar al delincuente e incluso el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) tuvo que intervenir. El hecho se registró en el barrio Alcázares en la noche de este martes, cuando un sujeto fue al parecer descubierto hurtando a una persona.

Ciudadanos enardecidos quisieron tomar justicia por mano propia y arremetieron contra el atracador, quien logró esconderse dentro de un establecimiento comercial del sector.

Una multitud se agolpó buscando agredirlo. Las autoridades llegaron al lugar y, ante el inminente linchamiento, buscaron proteger la vida del ladrón, acción que no fue bien recibida por quienes querían arremeter contra el criminal.

“En ese momento se presenta una asonada contra la Policía, generando la necesidad de llevar al Esmad para controlar la situación”, dijo el general Juan Carlos León, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Verdaderos momentos de tensión se vivieron en el barrio Alcázares, pues la comunidad se aglutinó alrededor del lugar donde se escondía el señalado ladrón. Hubo enfrentamientos con las autoridades en plena vía pública.

Tras la intervención del Esmad, el hombre, finalmente, fue capturado y sacado con vida del sitio a bordo de una tanqueta del Esmad.

“Salvaguardamos la vida de quien estaba cometiendo el robo y lo ponemos a disposición de las autoridades competentes”, aseguró León. El sujeto capturado deberá responder por el delito de hurto.

Luego de que el hombre fuera puesto a salvo, la comunidad ofuscada decidió bloquear la carrera 1 a la altura de Paso del Comercio, punto de salida hacia el municipio de Palmira, por lo que, de nuevo, tuvo que intervenir el Esmad.

La vía terminó siendo habilitada. No se registraron nuevos bloqueos ni alteraciones al orden público. “El traslado hacia Palmira se está realizando sin ningún inconveniente”, aseguró el uniformado.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía: no podemos tomar la justicia por mano propia, para eso están las autoridades competentes y la Policía, para evitar que se sigan presentando estos casos y hechos de violencia máxima”, añadió.

Inseguridad disparada: aumentaron los homicidios

Los índices de homicidios en Cali no dan tregua. En lo corrido de este año se han registrado más asesinatos que en el mismo periodo de 2021. Esto según cifras del Observatorio de Seguridad de la ciudad.

Entre el 1 de enero y el 1 de mayo de este año, en la capital del Valle del Cauca fueron asesinadas 334 personas, de acuerdo con el Observatorio. Es decir, 17 más que en 2021, cuando se reportaron 317 muertes violentas en los cuatro primeros meses.

Y es que solo el pasado domingo, 1 de mayo, nueve personas fueron asesinadas en Cali, según la Policía Metropolitana. Estos homicidios, perpetuados principalmente con arma de fuego, ocurrieron en los barrios Polvorines, Alfonso Bonilla Aragón, San Judas, Alfonso López, Comuneros, Belén, Potrero Grande, Marroquín y Mojica. Las víctimas eran hombres.

“Esta oleada de violencia es por ajustes de cuentas del narcotráfico, manejos de zona, por la venta de sustancias psicoactivas. Por acá entra toda la droga que se produce en la región. Esta ciudad no ha borrado las huellas del narcotráfico, seguimos estando en esa línea. Mientras haya abundancia de sustancias psicoactivas habrá violencia”, le dijo a SEMANA el concejal Juan Martín Bravo sobre los índices disparados de homicidios en Cali.

Bravo descartó que, pese a la importancia de la seguridad y el llamado de alerta por las crecientes cifras en materia de homicidios, este tema vaya a ser objeto de debate en el Concejo de Cali debido a que las sesiones ordinarias concluyeron el pasado 30 de abril. “En este momento fuimos convocados a sesiones extraordinarias, pero solo podemos hablar de lo que fuimos citados y ahí no está ese tema”, resaltó.