nación

Un hombre tuvo que ser atendido en Cali tras seguir un reto de un ‘influencer’

Después de haber tomado 20 copas de licor, un ciudadano terminó grave en un centro asistencial de la capital del Valle.


El caso de un hombre identificado como Diego Trujillo está en boca de todos en redes sociales, justamente después de haber participado en un reto de un influencer caleño, quien habría ofrecido la suma de 5 millones de pesos a quien ingiriera gran cantidad de alcohol.

Sin embargo, el desafío habría salido bastante mal, puesto que el hombre terminó en una clínica de Cali tras haber cumplido con el reto. Se conoció que quedó en mal estado y debió ser llevado a urgencias.

Cada una de las copas estaba sobre billetes de distintas denominaciones. En las imágenes se aprecia al que sería el joven que va ingiriendo copa tras copa, en medio de aplausos, grupos y voces de ‘Sí se puede’.

Aunque inicialmente se había dicho que Trujillo había perdido la vida, al enterarse de lo que se estaba presumiendo, allegados al ciudadano decidieron mostrar en redes que se encontraba en observación y consciente, recuperándose satisfactoriamente. Después se mostró en una foto en la que aparece con una taza en sus manos.

Sobre el hecho, no dudó en pronunciarse el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina Gómez, quien dijo que el acto fue “una equivocación”.

“Así que si un influencer, instagrammer, tiktoker o cualquier gestor digital me reta a atentar contra mi vida, a consumir sin proporción o a tirarme por un edificio, ¿corro a hacerlo por unos likes? No me crean tan ingenuo e irresponsable. ¡Tomar licor sin límite, mata de verdad!”, señaló.

Hasta el momento, el creador de contenido ‘El Negro Está Claro’, quien sería el promotor del reto, no se ha pronunciado al respecto.

Murió Archie Battersbee, niño británico que tenía muerte cerebral tras accidente durante ‘reto viral’

Triste y lamentable, así puede ser calificada una noticia originada el pasado sábado desde Londres, Reino Unido, donde, pasado el mediodía, autoridades médicas confirmaran el deceso de un menor de 12 años, identificado como Archie Battersbee, quien en las últimas semanas había centrado la atención pública en medio de la lucha que adelantaban sus padres, para evitar que este fuera ‘desconectado’ de la ayuda artificial que lo mantenían con vida, tras ser declarado paciente con muerte cerebral.

Esta noticia pone fin a la larga historia del caso de la familia Battersbee, un viacrucis que atravesaban desde el pasado mes de abril, cuando el menor fue hallado inconsciente, en extrañas circunstancias, al parecer tras sufrir un accidente derivado de la realización de un llamado ‘reto viral’.

La noticia de la muerte de Battersbee fue confirmada, según medios internacionales, por su propia madre, la señora Hollie Dance, quien confirmó que el hospital Royal London había hecho efectiva la orden judicial de desconectarlo.

Visiblemente compungida por la muerte del menor, la madre se manifestó “orgullosa” de su hijo, a quien se refirió como “precioso”, exaltando que este había luchado ‘hasta el final’ por mantenerse con vida.

Según precisan medios internacionales, la lucha de la familia, que no fue atendida, o respondida por las autoridades judiciales de Reino Unido, en favor de los padres, abogaba porque se permitiera seguir al joven aferrado a la vida a través de la asistencia artificial, dada su condición vegetativa, la misma en la que se encontraba desde la primera semana de abril, cuando sus padres se percataron de lo sucedido, al encontrarlo en su residencia en la localidad de Southend, en el sureste de Inglaterra.

El reporte de las autoridades señala que, al momento en que en aquella fatídica fecha los padres encontraron al menor inconsciente, este tenía una cuerda atada alrededor de su cabeza, por lo que se asumió que había sido víctima de un accidente mientras adelantaba algún reto de redes sociales.