Tendencias

Home

Cartagena

Artículo

Este martes no habrá luz en municipios de Bolívar.
El robo de cables es un aproblemática que azota a los municipios al norte de Bolívar. - Foto: SEMANA

nación

Vuelve y juega: municipios de Bolívar sin luz por robo de los cables de la red eléctrica

El último robo dejó como resultado la pérdida de más de 200 metros en redes.

El pasado mes de junio, la comunidad del municipio de Arjona, ubicado al norte del departamento de Bolívar, se manifestó en contra de la empresa electrificadora Afinia. Los habitantes denuncian que el servicio prestado es malo y que contantemente han sido víctimas de apagones durante el año.

Ante esa situación, la empresa explicó que los cortes de luz se debían a los múltiples robos a los cables de la red eléctrica que abastecen al municipio.

Nuevamente, este martes 4 de octubre, se presentó un nuevo hurto a la infraestructura eléctrica que dejó sin fluido eléctrico por varias horas a diferentes municipios en Bolívar, entre ellos Arjona, Mahates, Marialabaja y el corregimiento San Cayetano en San Juan Nepomuceno.

La electrificadora Afinia, dio a conocer que este sería el robo número 14 en lo que va corrido este 2022. Además, en tan solo una semana se han presentado dos casos de hurto a redes en horas de la madrugada, lo que trae como consecuencia que la comunidad permanezca sin servicio.

“El caso de la línea Ternera-Gambote es preocupante y seguiremos trabajando de manera articulada con las autoridades para dar con los responsables. Insistimos que los trabajos de reposición toman tiempo, mientras identificamos el punto del robo y desplazamos la operativa y material necesario para restablecer el servicio, eso representa horas de ausencia del servicio para los usuarios, lo que genera inconformidad en la comunidad. Comprendemos esta situación, por eso insistimos que la denuncia es fundamental para poner fin a esta problemática”, indicó Eder Buelvas, gerente de Afinia en Bolívar Norte.

El último robo realizado a esa línea dejó como resultado la pérdida de más de 200 metros en redes cercanas a la finca Corral Negro.

Ante esta situación, que se repite casi que una vez por semana, el gerente de Afinia, Javier Lastra Fuscaldo, a través de su cuenta de Twitter, pidió ayuda al alcalde del municipio de Arjona para controlar la delincuencia que afecta el servicio de energía en la región.

Sin embargo, esta solicitud no fue bien recibida por los habitantes del municipio, puesto que en múltiples ocasiones han salido a las calles a protestar porque, a su parecer, el servicio proporcionado por la electrificadora no es óptimo. Igualmente, usuarios de Twitter también respondieron al trino de Lastra Fuscaldo.

Por el momento, el gerente de la electrificadora dio a conocer que se encuentran tomando acciones legales ante esta problemática. “Las 19 denuncias presentadas ante la Fiscalía por el robo de cables de energía que perjudican a los municipios del norte de Bolívar las hemos unificado para demostrar un delito de gran impacto negativo para miles de personas de la zona. Esperamos resultados urgentes”.

A pesar de esto, la comunidad se encuentra escéptica con respecto al futuro de estas denuncias, puesto que responsabilizan a la empresa de no asignar seguridad privada a los sitios donde están ubicadas las redes.

Las protestas

La población manifiesta estar cansada de los cortes de luz casi a diario y exigen una solución definitiva. En medio de la desesperación, decidieron bloquear las entradas y salidas del municipio, provocando la paralización del tráfico automotor por la carretera Troncal de Occidente que une a Cartagena con el interior del país.

Casi que a diario se suspende el servicio y pasamos hasta 24 horas sin luz. Solicitamos a las autoridades intervenir porque Afinia se ha convertido en una generadora de violencia, las pérdidas que se tienen a nivel del comercio son millonarias y nadie nos escucha”, expresó la comunidad afectada.

Luego de eso, los arjoneros esperando una solución optimista por parte de Afinia, decidieron suspender las manifestaciones. Sin embargo, al ver que la situación no mejoraba, salieron nuevamente a las calles a finales del mes de agosto.