cúcuta

Alistan reapertura de frontera en Cúcuta: empresarios de Colombia y Venezuela se reunieron

En el encuentro trataron temas importantes que se requieren para reactivar las economías de ambas regiones.


El lunes 4 de julio se llevó a cabo en la ciudad de San Cristóbal, capital del estado Táchira, un encuentro entre empresarios colombianos y venezolanos denominado Acuerdo de la Frontera, donde se mostraron muy optimistas con relación a la reapertura de la frontera, esperando que los puentes binacionales se reabran a más tardar el 8 de agosto.

El próximo domingo 7 de agosto el presidente electo, Gustavo Petro, recibirá un país con retos importantes en materia económica, sobre todo con el propósito de mantener los resultados positivos que se han registrado recientemente y sin duda se espera recuperar las relaciones bilaterales con el vecino país de Venezuela.

Ante tanta incertidumbre antes de su posicionamiento y más aún con las propuestas en campaña, recientemente, el próximo mandatario de Colombia publicó un trino referente a su plan de reconquistar Norte de Santander, donde tuvo la menor cantidad de simpatizantes.

“La paradoja del Norte de Santander. Donde más perdimos será donde más se reactive la economía de inmediato”, escribió Petro en su cuenta oficial de Twitter.

Tal parece que el presidente electo cumplirá su palabra de reactivar el paso comercial entre Colombia y Venezuela, y con esto recuperar la economía en el departamento, donde se encuentra restringido el tránsito vehicular desde hace tres años, pues en la actualidad solo está habilitado el paso peatonal.

Así las cosas, al encuentro realizado en territorio venezolano acudieron más de 200 empresarios, representantes gremiales, académicos e integrantes del Pacto Histórico en Norte de Santander, donde trataron temas importantes que se requieren para reactivar las economías de ambas regiones.

Analizaron también las políticas públicas en materia de servicios públicos que se necesitan en los municipios fronterizos de Venezuela, los cuales son: dotación de agua, electricidad, internet y el mantenimiento de los puentes internacionales.

Por su parte, el gobernador del estado Táchira, Freddy Bernal, resaltó que inicialmente el paso se daría para un grupo de mercancías y para el tema de los importadores y exportadores tradicionales se espera el mismo trato sujetas la control aduanero.

Así mismo, el mandatario recalcó que Venezuela no tiene ningún impedimento político o jurídico para que esta reapertura de frontera se lleve a cabo con éxito, pues como están las cosas, faltaría acordar con las autoridades los trámites aduaneros del comercio exterior.

“Solo falta la reunión entre el Seniat y la Dian, la Policía Nacional de Colombia y la Guardia Nacional de Venezuela para los trámites aduaneros propiamente dichos del comercio exterior binacional. Seguramente cuando ambos presidentes se pongan de acuerdo, habrá una comisión entre ambos países para ponerse de acuerdo en esos detalles”, explicó Bernal.

Además, el Gobierno venezolano no descarta la posibilidad de abrir el nuevo puente internacional Tienditas, pues a la fecha se estudia la realización de una gran inversión por parte del Gobierno de Maduro para mejorar el estado de las vías.

Por otra parte, el congresista electo Gabriel Becerra se mostró optimista al asegurar que la frontera será reabierta el próximo 8 de agosto como una decisión política.

“Este es un compromiso del programa de gobierno y lógicamente se va a exigir reactivar muchas instancias. Es que prácticamente las autoridades de Colombia y Venezuela hoy día no se hablan, la seguridad de la frontera es traumático en la medida en que la fuerza pública de un país no se habla con la del otro país”, señaló Becerra.

Del mismo modo, el presidente del Comité Intergremial de Norte de Santander, Carlos Luna, recordó que por los tramos internacionales antes de su cierre, cruzaban al rededor de 14.000 vehículos en cada puente, y espera que con esta medida se incremente ese porcentaje y se reactive la economía en la región.

“Hay muchos temas a tratar como el tránsito vehicular, en migración, y el tema de la legalidad que es el que la gente quiere en esta etapa. Ya no más intercambio por las trochas, es el momento de la legalidad y de la industrialización en la frontera”, puntualizó Luna.