Tendencias

Home

Cúcuta

Artículo

Gasolina Colombia
En Norte de Santander, la gasolina y el ACPM tienen subsidios. - Foto: Getty Images/iStockphoto

nación

Alza del precio de la gasolina podría reactivar el contrabando de combustibles en Cúcuta

Los llamados “pimpineros” podrían aparecer nuevamente por las calles de la capital nortesantandereana.

Hay incertidumbre en el gremio de hidrocarburos y conductores de Cúcuta, Norte de Santander, ante el impacto económico que podría significar el alza en el precio de la gasolina en la ciudad. Esto, teniendo en cuenta el anuncio del presidente Gustavo Petro en los últimos días sobre incrementar el valor de dicho combustible para solucionar el creciente déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), el cual asciende a 10 billones de pesos por trimestre.

La gasolina y el ACPM en Norte de Santander, al ser zona de frontera, desde 1995 tienen un subsidio o beneficios tributarios, los cuales permiten que el costo de los combustibles sea más económico frente a otras ciudades del país. Están excluidos del IVA, aranceles e impuesto nacional a la gasolina y el ACPM, con el fin de promover el desarrollo y el crecimiento económico de dichas regiones.

Mientras que en la mayoría de las ciudades del país el precio de la gasolina supera los 9.000 pesos por galón, en los municipios de zona de frontera es hasta 2.000 pesos más económico. Por ejemplo, actualmente el precio de referencia de un galón de gasolina en la ciudad de Cúcuta es en promedio de 7.576 pesos, mientras que el del ACPM es de 7.024 pesos.

Sin embargo, con el alza, pese a que el Gobierno nacional ha dicho que no retirará dichos beneficios, el valor promedio del galón de gasolina podría llegar a $12 mil e incluso hasta $18 mil. Esta es una situación que, entre otras, cosas podría reactivar una de las problemáticas que ha afectado a Cúcuta: el contrabando de combustibles.

“Sí se incrementa el valor de galón a 12 mil o hasta 18 mil pesos, vamos a revivir el problema del contrabando, de nuevo ver a los pimpineros por las calles de Cúcuta y su área metropolitana; la gente compraría la gasolina procedente de Venezuela de manera ilegal”, dijo María Eugenia Martínez, representante de estaciones de servicio, en entrevista radial.

Esta problemática también la confirman los conductores de servicio público, tipo taxi, quienes aseguran que el alza de la gasolina también representa sin duda incremento en las tarifas de transporte y un golpe directo a las economías familiares.

“A todos los conductores nos afecta demasiado, ya estamos acostumbrados al precio que tenemos. Es una realidad que si incrementan la gasolina, vuelve el contrabando de Venezuela hacia acá”, sostuvo un taxista de la ciudad.

Ante esta situación, podrían retornar a las calles de Cúcuta los llamados “pimpineros”, personas que compran gasolina en Venezuela, la ingresan a Colombia en forma ilegal y la revenden a conductores y estaciones de servicio del área metropolitana, ganando en promedio entre $1.300 y $1.500 por cada galón vendan.

Cabe precisar que en el valor de la gasolina inciden varios factores. De acuerdo con la Comisión de Regulación de Energía, Gas y Combustibles (Creg), en este se tiene en cuenta su producción, transporte y almacenamiento. Además, se considera el trabajo de la estación de servicio, donde lo obtiene el cliente y los impuestos de esta actividad.

Cada uno de estos aspectos, en diferentes porcentajes, suma el total del precio del combustible.