Tendencias
En antesala a la celebración del 20 de julio, Día de la Independencia de Colombia, los grupos criminales que delinquen en esta zona fronteriza de Cúcuta buscan intimidar a la población civil y, en efecto, distraer a las autoridades con falsos paquetes sospechosos. (Imagen de referencia). - Foto: Guillermo Torres

cúcuta

Autoridades neutralizaron elemento sospechoso abandonado en vía de Cúcuta

Las autoridades de Cúcuta señalaron esta acción como “caza bobos”.

En antesala a la celebración del 20 de julio, Día de la Independencia de Colombia, los grupos criminales que delinquen en esta zona fronteriza de Cúcuta buscan intimidar a la población civil y, en efecto, distraer a las autoridades con falsos paquetes sospechosos.

Este incidente se presentó hacia las 11:00 p. m. del lunes 18 de julio, donde la comunidad del barrio Playa Hermosa, ubicado en la avenida Los Libertadores, reportó sobre el hallazgo de un paquete abandonado a inmediaciones de la Parroquia Cristo Evangelizador.

De inmediato, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), junto al Grupo de Antiexplosivos, arribó al lugar para verificar el paquete y proceder a detonarlo de manera controlada debido a que estaba en alto riesgo por estar muy cerca al sistema de gas de una unidad.

Ante esta situación, SEMANA se comunicó con una fuente de la Mecuc para conocer detalles de la operación que duró al rededor de dos horas, tiempo en el que la población aledaña estuvo atemorizada.

Totalmente controlada por parte de explosivos, pero falsas alarmas, alterando el orden público y mirando respuesta oportuna de la Policía Nacional. Lo que mal llaman caza bobos”, argumentó la institución.

Por su parte, las autoridades han venido atendiendo diferentes acciones en la ciudad que pretenden alterar el orden público y la tranquilidad de los cucuteños y el área metropolitana.

“Aquellos vecinos que escucharon el ruido, fue una detonación controlada. Gracias a Dios, a la Policía y a todas las personas que participaron para evitar un daño mayor”, señaló David Fajardo, subgerente de una clínica privada de Cúcuta.

Así mismo, SEMANA consultó a Diego Villamizar, defensor de los derechos humanos en la región, quien rechazó esta acción en épocas de la celebración de la patria que solo tiene un objetivo, intimidar a la fuerza pública, así como ocurrió en los atentados del año pasado.

“El terrorismo desde hace varios meses se tomó el área metropolitana de Cúcuta, hechos sin presentes como la bomba a la trigésima brigada, el atentado al presidente en el aeropuerto internacional Camilo Daza y la bomba donde fallecieron dos policías en el aeropuerto nos hace reflexionar que la inteligencia de los organismos del estado están fallando”, aseguró en este medio Villamizar.

Por su parte, el defensor mostró su preocupación debido a que señaló que en lo corrido de este año se han presentado más de 100 acciones terroristas contra las autoridades en el departamento.

“No podemos permitir que los ciudadanos nos acostumbremos a este tipo de acciones terroristas, consideramos que se debe oxigenar el liderazgo de la seguridad en el área metropolitana de Cúcuta, no existen acciones concretas y el terrorismo a diario se toma los municipios del área metropolitana, hacemos un llamado a la ciudadanía a unirnos a la fuerza pública y entre todos dar con el paradero de los autores”, recalcó Villamizar en SEMANA.

Un hecho similar se registró el pasado 6 de julio, cuando las autoridades de la capital nortesantandereana fueron alertadas una vez más al detectar un posible artefacto explosivo abandonado a un costado de la vía que comunica a Cúcuta con el municipio metropolitano de El Zulia.

Esto generó tensión en la comunidad cucuteña tras los actos criminales que se siguen presentando en la ciudad. Una multitud de carros y vehículos de carga pesada se encontraba represada hacia el mediodía de este día en inmediaciones del puente Mariano Ospina Pérez, a la espera de pasar por la vía.

Sin embargo, SEMANA pudo conocer que luego de una extensa inspección que duró alrededor de dos horas, integrantes del Grupo de Antiexplosivos lograron detonar de manera controlada el paquete.

Son acciones de control y descarte de paquete abandonado sin indicios de terrorismo o acto vandálico”, señaló en este medio una fuente de la Mecuc.