Tendencias

Home

Manizales

Artículo

La casa en donde se originó el incendio quedó en perdida total.
La casa en donde se originó el incendio quedó en perdida total. - Foto: cortesía alcaldía

nación

Tragedia en Manizales: siete familias lo perdieron todo en incendio, declararán amenaza de ruina total

Afortunadamente, la conflagración no cobro vidas. Más de 18 personas resultaron afectadas.

Un cortocircuito en una de las habitaciones de una antigua casa de bahareque, ubicada en la calle 40 número 23-49, en el barrio Vélez, entre las avenidas Santander y Paralela, en la ciudad de Manizales, inició un voraz incendió que terminó consumiendo siete viviendas más y afectando a más de 18 personas que lo perdieron todo.

Las pequeñas chispas se convirtieron en una llamarada que devoró un colchón de espuma dentro de una habitación, alimentando la flama y poco a poco tres apartamentos más de la misma edificación terminaron envueltos en el siniestro.

El catastrófico hecho ocurrió a las 6:00 de la tarde de este miércoles 31 de agosto, pero la voracidad de las llamas y la gran humarada que suponían una tragedia en el sector, tardaron un poco más de una hora en ser controladas por el Cuerpo de Bomberos de la ciudad.

“Inicialmente, cuando se acude con los trabajadores sociales encontramos siete familias afectadas; estas siete familias con alrededor de 18 personas en total. Tenemos que es una casa antigua y los mismos habitantes indicaron que la emergencia inició desde las habitaciones, por un corto eléctrico”, manifestó Alexa Yadira Morales Correa, directora técnica de la Unidad de Gestión del Riesgo.

Para las autoridades parece un hecho milagroso que no se hayan registrado personas lesionadas en el sitio y mucho menos muertas, pues la mayoría de las personas residentes en las viviendas afectadas eran adultos mayores y, en una de las familias, incluso hay una persona en condición de discapacidad.

“Tenemos la evaluación de todas las familias, no tenemos lesionados, no hay heridos, rescatamos con los bomberos dos mascotas que se resguardaron en lavaderos y una zarigüeya que salió al final entre las llamas. Una de las familias damnificadas tiene un familiar en condición de discapacidad”, señaló la directora técnica de Gestión del Riesgo.

Tras el hecho, la casa desde donde se originaron las llamas y una más a su costado, que pertenecen al mismo propietario, quedaron en ruinas pese a que las autoridades no han determinado el avalúo de los daños.

“Mañana posiblemente se declare amenaza de ruina total de esa vivienda y se ordene la demolición. Todas las viviendas del sector, tanto la que se incendió como las de los costados, todos son arrendatarios, así que les daremos acompañamiento en cuanto a ayudas a los residentes del lugar y al propietario acompañamiento técnico”, indicó Morales.

Los auxilios de arrendamiento y las ayudas humanitarias serán para quienes perdieron todo en la emergencia y, como la ley lo determina, para quienes viven en el momento de los hechos en la vivienda. Sin embargo, como lo indicó Morales, continuarán con un trabajo social y de acompañamiento también para el propietario.

“Por el estado de la vivienda le ayudaremos a tramitar permiso para la demolición; si no tiene cómo demolerla, la podemos demoler por parte del distrito, se hace limpieza y se le entrega lote cerrado, solo si él accede”, puntualizó la funcionaria.

En redes sociales el hecho se volvió viral tan rápido como se propagaban las llamas, pues el impacto de las imágenes en el sitio fue alarmante. Uno de los primeros en reportar la emergencia fue el alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín Correa, quien reiteró el apoyo que se les brindará a las familias afectadas desde la administración.

La Patria, el diario más importante de Caldas, reveló en video el momento en el que varias mascotas, como lo señaló Alexa Morales de la Unidad del Riesgo, estaban siendo rescatados con vida y tratados como parte de las familias a las que pertenecen.

Para mañana se espera un nuevo pronunciamiento de las autoridades y el seguimiento a las familias damnificadas por el voraz incendio.