Tendencias

Home

Medellín

Artículo

La capital de Antioquia presenta un alto flujo vehicular en época decembrina
La capital de Antioquia durante un alto flujo vehicular. - Foto: Getty Images / Bruce Yuanyue Bi

antioquia

Alcalde Quintero dice que sí están los recursos para ejecutar las obras del Tren del Río en Medellín

Este proyecto incluye un cable aéreo turístico entre el cerro Nutibara y Parques del Río y, si no hay retrasos en el cronograma, arrancarán las obras el próximo año.

En la tarde del lunes 26 de septiembre, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, aseguró que la ciudad sí tiene los recursos para la cofinanciación del Tren del Río o tren de cercanías, como complemento al Metro, Metroplús y los otros cinco metrocables que tendrá Medellín.

El alcalde explicó que la única exigencia que se ha hecho sobre esta iniciativa, que fue priorizada por el ministro de Transporte, Guillermo Reyes, es que la ejecute el Metro de Medellín, dada su experiencia en el tema y en la construcción de metrocables y tranvías.

“Hemos hecho una solicitud particular que nos parece de la mayor responsabilidad y es que sea ejecutado por el Metro de Medellín, porque el Metro va a operar ese proyecto y hace sentido que lo ejecute. Esa ha sido la única exigencia que hemos hecho de forma particular, porque, en términos prácticos, la ciudad va a ser no sólo la más beneficiada, sino que va a poner más recursos”, precisó el mandatario distrital.

El aporte de la región es del 70 %, sumando los recursos que entregarán la Alcaldía de Medellín, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y el Metro de Medellín.

Y es que cuando el ministro de Transporte estuvo en Medellín, hace dos semanas, solo faltaba la decisión de la Alcaldía en el que dejaba comprometido su aporte (cercano a los 400.000 millones de pesos), debido a que la Gobernación y el Área Metropolitana ya habían entregado sus aportes.

Este importante megaobra para la movilidad del Valle de Aburrá se construirá en un terreno de 12,8 kilómetros y tendrá siete estaciones con integración al metro de Medellín y sus diferentes medios de transporte que lo componen, como metrocables, metroplús y buses integrados.

Este proyecto incluye un cable aéreo turístico entre el cerro Nutibara y Parques del Río y, si no hay retrasos en el cronograma, arrancarán las obras el próximo año y empezaría a funcionar las primeras etapas para el año 2026 - 2027 y en su totalidad para el año 2030.

Con este nuevo sistema de transporte se espera que mejore un poco la movilidad de Medellín y los municipios que componen el Valle de Aburrá, debido a que con el sistema metro actual se ha quedado corta la ciudad para atender la demanda de cientos de ciudadanos que se movilizan. Específicamente, las vías más colapsadas en hora pico se encuentran la avenida regional, Las Vegas, avenida el Poblado y la Autopista Norte.

Otro de los proyectos de movilidad: los enredos de la empresa que pretende construir el Metro de la 80 en Medellín

Los ojos de la capital de Antioquia están puestos sobre el proceso de licitación que le dará paso a la construcción del Metro de la 80, un brazo del sistema masivo de transporte del Valle de Aburrá que conectará al occidente de la ciudad. Si bien se había anunciado que 40 compañías estaban interesadas en el negocio, solo se recibió una propuesta.

La unión temporal que tiene el objetivo de quedarse con el contrato billonario, uno de los más esperados por los paisas, está conformada por las empresas CRRC (Hong Kong) Co. Limited, Mota – Engil Sucursal Colombia y Mota – Engil Colombia SAS. Una de ellas es conocida en el país por los manejos que le dio a un contrato que alcanzó con el Estado.

En Medellín ha generado dudas la capacidad del grupo portugués Mota Engil porque en 2019 no cumplió con los objetivos que el Gobierno le fijó en la construcción masiva de colegios a lo largo y ancho del país. Con base en el pacto, tenía la obligación de edificar 248 sedes educativas y solo pudo capitalizar 17. Es decir, incumplió con el contrato.

Una vez fue cuestionada por dejar tirado el proyecto, alegó que los retrasos tuvieron lugar por las faltas que se presentaron “por parte del patrimonio autónomo del fondo de financiamiento de infraestructura educativa”. Ese escenario los obligó a no continuar con la ejecución de los acuerdos.