Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Indígenas corren peligro en Venezuela: asesinaron a uno por denunciar minería ilegal en ese país
Imagen de referencia de arma de fuego. - Foto: Getty Images / hyejin kang

antioquia

Atraco masivo en carretera de Antioquia: 22 personas fueron víctimas de ladrones

El Ejército Nacional capturó a dos personas que son señaladas por los pasajeros de protagonizar el hurto.

Las autoridades están investigando un nuevo hurto masivo que se registró en uno de los corredores viales del occidente de Antioquia: con fuertes intimidaciones, un grupo de cinco delincuentes obligaron a 22 viajeros a entregarles sus objetos de valor sin la posibilidad de refutar el pedido porque en la zona no había presencia de la Policía.

Los hechos se presentaron en la vía que une al municipio de Santa Fe de Antioquia con la población de Caicedo, minada por la subestructura Edwin Román Velásquez del Clan del Golfo, señalada de atentar contra la tranquilidad de la ciudadanía para tramitar los negocios ilegales del narcotráfico, minería y tráfico de migrantes.

Los sujetos instalaron un retén en inmediaciones al sector de El Calvario, donde obligaron a frenar el paso de un bus y carros particulares que transitaban por la carretera. De acuerdo con el relato de las víctimas, los ladrones estaban encapuchados y utilizaron armas de fuego y blancas para que no se opusieran al atraco masivo.

Entre los afectados aparecen 14 pasajeros de un bus de servicio público que cubría la ruta intermunicipal y los ocupantes de cinco vehículos de carga pesada. La denuncia que se instauró ante las autoridades da cuenta que las pérdidas son millonarias, dado que les arrebataron celulares, dinero en efectivo y otros objetos que les vieron valor.

Una de las personas perjudicadas informó por medio de un audio que circuló por redes sociales sobre el acontecimiento que suma la crisis de seguridad que hay en el departamento por cuenta de las organizaciones delincuenciales, tanto armadas como las que operan en las zonas urbanas.

“Nos acaban de atracar subiendo de la Usa, en la destapada, ahí en El Calvario. ¿Cómo les parece, compañeros? Bien mala la vía, y enseguida atracándolo a uno, mejor dicho, estamos es jodidos para que lo sepan”, señaló el conductor, que detalló que no pudieron informar a las autoridades en ese momento porque en el sitio no hay cobertura telefónica.

Sin embargo, el mandatario de esa localidad, Miguel Martínez, advirtió que las unidades del Ejército Nacional activaron un plan candado sobre el corredor vial que dio resultados preliminares. Al parecer, dos personas que habrían protagonizado el delito fueron capturadas y, en las próximas horas, iniciará el proceso judicial.

Por su parte, el comandante de la Cuarta Brigada, general Juan Carlos Fajardo, indicó que los dos hombres que fueron detenidos portaban una parte de los elementos que fueron hurtados en la vía, minutos después de que cometieran el atraco masivo entre Santa Fe de Antioquia y Caicedo.

“La motocicleta fue rápidamente interceptada por los uniformados en tiempo récord, logrando la retención de los presuntos delincuentes, quienes fueron trasladados a una estación de Policía del municipio de Caicedo para su respectivo proceso de captura y judicialización después de la denuncia de los afectados”, afirmó el comandante.

Horas antes, pero en otra subregión de Antioquia, los ladrones también se llenaron los bolsillos a costillas de un grupo de personas que ocupaban un bus de servicio público entre el Valle de Aburrá y el municipio de El Santuario, localizado en el oriente del departamento, a un lado de la autopista Medellín-Bogotá.

Cuando cruzaban por el sector de El Cordobés de Marinilla, dos hombres abordaron el vehículo como una pareja regular de pasajeros. No obstante, en un instante sacaron una pistola y amenazaron de muerte a los usuarios para que les entregaran los objetos más valiosos que cargaran en sus manos o maletines.

Además, uno de los delincuentes mantuvo encañonado al conductor para que no frenara el recorrido mientras el otro sujeto intimidaba a los usuarios con el fin de facilitar la adquisición de los teléfonos y el dinero en efectivo. Luego de cometer la acción, se bajaron del bus y huyeron a un lugar que no ha sido identificado por las autoridades.