medellín

Empresas antioqueñas donarán bonos de alimentación; así se puede acceder a ellos

Dos mil millones de pesos se distribuirán entre 8.300 familias en el Valle de Aburrá.


Un grupo de compañías de Antioquia, en conjunto con una caja de compensación familiar, distribuirán durante seis meses un bono de alimentación por un valor de 43.200 pesos en los municipios del Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Para acceder al beneficio, las personas deben estar afiliadas en Comfama bajo una de las tres modalidades de servicio.

El saldo que tendrá cada tarjeta es proporcional a la inflación que tuvieron los alimentos en el primer semestre del año que, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, se ubicó sobre el 13 %.

La entidad reveló que uno de cada dos hogares en Colombia no tiene suficiente comida o los medios para conseguirla. Por ejemplo, la carne de res pasó de 22.800 pesos por kilo al inicio de 2022 a 33.600 pesos, con base en el reporte de junio. Lo mismo ocurrió en otros productos básicos de la canasta familiar: el kilo de plátano costó en enero a 1.600 pesos y, al cierre del primer semestre, quedó en 1.750 pesos. En el mismo rango de tiempo, el huevo también incrementó su precio.

Este programa tiene el propósito de hacerle frente al precio de los alimentos con una inversión inicial de dos mil millones de pesos, donde se esperan beneficiar a 8.300 familias. Sin embargo, el apoyo podría aumentar en la medida en que más empresas se sumen a la iniciativa que promueve el grupo empresarial antioqueño.

En la lista de organizadores aparece Proantioquia, en alianza con los almacenes Éxito y Surtimaz, los cuales facilitarán la logística de la distribución de los bonos que se empezarán a compartir el próximo 29 de agosto. Los seleccionados pasarán por un riguroso análisis a partir de esta semana y el 22 se dará a conocer el nombre de los beneficiados.

David Escobar Arango, director de Comfama, resaltó que el sector privado debe estar enfilado para ayudar a cubrir las necesidades de los hogares que, si bien tienen ingresos, las situaciones económicas del país los ha afectado. Incluso, los más pequeños están sufriendo desnutrición por la escasez de alimentos.

“Aunque el Estado ha desplegado algunos programas para atender este inmenso desafío, las cajas de compensación familiar y las empresas nos debemos sumar para atender más familias. En particular, a las que se encuentran en los niveles más bajos de ingresos, aunque cuenten con un empleo”, afirmó el funcionario.

Además de entregar el bono alimenticio, las unidades de Comfama acompañarán a las familias para que las decisiones de compras sean conscientes con los valores de optimización y conservación, además del uso y aprovechamiento de los productos que se distribuirán.

A la par, los gremios empresariales invitarán a más organizaciones para que se unan a esta iniciativa -denominada como Comer es Primero- de dos maneras: aportando para que sus trabajadores reciban el subsidio o aportando al fondo para llegar a más personas necesitadas, enmarcadas en los requisitos básicos.

¿Cómo acceder al subsidio de alimentación Comer es Primero?

Además de tener personas a cargo y residir en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, los postulantes deben ser afiliados a Comfama bajo las siguientes modalidades:

- Trabajador o trabajadora dependiente con ingresos familiares de hasta dos salarios mínimos legales vigentes.

- Trabajador o trabajadora independiente que aporte el 2 %, tenga ingresos familiares de hasta dos salarios mínimos legales vigentes, y cuente con un año de antigüedad de afiliación a Comfama.

- Pensionado o pensionada que aporten el 2 %, tenga ingresos familiares de hasta dos salarios mínimos legales vigentes, y cuenten con un año de antigüedad de afiliación a Comfama.

- Para quienes cumplan estas condiciones, el segundo paso es diligencias el formulario publicado en https://www.comfama.com/subsidio/bono-alimentacion/.