Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Concejo de Medellín.
Concejo de Medellín. - Foto: Cortesía: Alcaldía de Medellín.

antioquia

En el Concejo de Medellín vuelven a hundir la aprobación de la venta de EPM en UNE

La decisión vuelve a generar división entre los corporados de oposición y el alcalde Quintero.

De nuevo una fuerte discusión y descontrol se vivió en el Concejo de Medellín, después de la decisión del concejal del Movimiento Independiente, Carlos Romero, que pidió de un momento a otro la aprobación de la apelación de la venta de las acciones de EPM en UNE, la cual ha sido negada en cuatro ocasiones por los concejales habilitados para votar en su decisión de venta.

Todo comenzó cuando el concejal del Partido de la U Luis Carlos Hernández se ausentó en medio de un debate sobre un contrato de la chatarrización de 50.000 vehículos, en el que presuntamente la Alcaldía podría incurrir en un detrimento patrimonial por 33.000 millones de pesos. Al parecer, su ausencia fue por conveniencia. Sin embargo, concejales de la oposición, como Daniel Duque, anunciaron en su cuenta de Twitter lo siguiente:

“Tomamos la decisión de romper el quórum, hasta que no esté todo el concejo en pleno y hasta que no esté toda la ciudadanía consciente de cuándo se va a tomar la decisión de la apelación del proyecto en UNE no se puede realizar el debate en el Concejo de Medellín. Esto es un triunfo de la ciudadanía y vamos a seguir defendiendo el patrimonio público de la ciudad”, dijo el concejal Duque.

Esta “jugada” política enfureció a los concejales de oposición, debido a que el proyecto se iba a llevar a la Comisión Segunda, en la que el gobierno del alcalde Quintero tiene al menos cuatro votos a favor y la oposición cuenta con tres.

Sin embargo, con la ausencia del concejal Hernández, el corporado Carlos Romero aprovechó ese momento para que el proyecto quedara aprobado en primer debate, para llegar de nuevo a la plenaria. Pero todo este desorden quedó cancelado, porque los concejales de oposición abandonaron el recinto con el argumento de que debían estar todos los concejales presentes para la votación.

Cabe recordar que el pasado 29 de septiembre se vivió otro acalorado debate en el Concejo, donde por cuarta vez hundieron el proyecto, que a capa y espada, el alcalde de Medellín ha insistido en vender las acciones que tiene EPM en UNE. Sin embargo, el concejal Sebastián López reiteró su negativa al millonario negocio que puso a tambalear a la alcaldía de Quintero.

“Nos pusimos a indagar internamente en EPM y nos dimos cuenta de que tienen preparado realizar un aporte extraordinario de un billón de pesos para Quintero para que lo utilice en lo que él considere, lo cual sin duda será utilizado en la próxima elección del alcalde de Medellín e incidir en ese resultado. Nosotros no permitiremos bajo ninguna circunstancia que a Medellín le vean la cara y que sus recursos sean utilizados para manipular”, dijo López.

“Nosotros nos pusimos a indagar en EPM y muchos funcionarios nos informaron que estaban planeando en la junta directiva con el alcalde que después de la aprobación de este acuerdo iban a hacer un aporte extraordinario de un billón de pesos para que el alcalde pudiera ejecutar su plan de desarrollo durante su plan electoral; obviamente, esto sería utilizado para hacer política”, dijo López a SEMANA.

Ya es decisión de la administración si vuelve a apelar a la plenaria del Concejo para que lo consideren en otra comisión o dejar las cosas así y EPM tendría que replantear toda la estrategia de manejo de este negocio con Milincom.

“Si el alcalde vuelve a apelar, la plenaria del Concejo votará si acepta la apelación y envía ese proyecto de acuerdo en otra Comisión”, agregó López.

Aunque este proyecto contó con el aval de los concejales Carlos Romero, Babinton Flórez y Aura Marleny Arcila, la votación resultó en un empate por los votos negativos de los corporados Daniel Duque, Simón Pérez y Sebastián López.

Aunque el concejal López no dio detalles sobre la denuncia contra la destinación de los recursos, con su voto el debate volvió a quedar empatado con tres votos a favor y tres en contra. Así las cosas, la iniciativa del alcalde Quintero de vender la empresa de telecomunicaciones volvió a quedar sepultada, como había ocurrido el 21 de junio y 16 de agosto de 2022.