Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Las autoridades están terminando el censo de para las ayudas.
Más de 400 familias de las zonas rurales están incomunicadas. - Foto: Twitter: Denuncias Antioquia

antioquia

Fuerte aguacero destechó casas, daño vías y dejó más de 400 familias afectadas en Amagá

Las familias perdieron sus enseres y cultivos agrícolas.

Un fuerte aguacero en el suroeste de Antioquia causó inundaciones, pérdidas materiales y colapso de las vías principales en Amagá, municipio ubicados a dos horas de Medellín, que desde hace meses no vivía daños por la emergencia invernal. Las lluvias ya dejan más de 100.000 afectados en lo corrido del año en el departamento.

La precipitación sorprendió a los habitantes del casco urbano que vieron como paso a paso se iban inundando las vías principales. Además, las afectaciones más graves las vivieron al menos 400 familias de las veredas San José, Los Sánchez, Los Cedros, Guaimaral y Camilo C, que están incomunicadas por los derrumbes que colapsaron las vías de acceso.

Cientos de habitantes de las áreas rurales a causa de las inundaciones perdieron sus enseres, pero también los techos y ventanas de sus viviendas volaron por el fuerte vendaval que los cogió por sorpresa. Las crecientes en las quebradas La Peña y Amagá provocaron los deslizamientos y afectaciones en los cultivos de café.

Leonardo Molina, alcalde de este municipio, confirmó que ya son 80 viviendas las que están en riesgo de colapso por estar en zonas de alto riesgo, por lo que realizan monitoreo constante para determinar si las deben evacuar en las próximas horas.

“El aguacero fue una cosa aterradora y preocupante. Las quebradas se salieron del cauce y dejaron incomunicadas cuatro veredas por los derrumbes, estamos terminando de establecer el censo y brindar las ayudas”, sostuvo el mandatario.

Y es que la Gobernación declaró hace pocos días calamidad pública en el departamento, ante los estragos generados por las lluvias que ya dejan más 200.000 personas damnificadas con la pérdida total de sus viviendas y enseres.

De acuerdo con Luis Fernando Suárez, secretario de Seguridad Humana de Antioquia, se han perdido cientos de cultivos por las inundaciones en diferentes municipios.

“El Ideam nos ha anunciado que viene una temporada invernal mucho más fuerte de la que hemos tenido, lo que sin duda conlleva a que el departamento siga teniendo graves afectaciones por esa temporada invernal “, dijo Suárez.

Cabe recordar que, hace un mes, el gobernador Aníbal Gaviria ya había solicitado al presidente, Gustavo Petro, que declarara la calamidad pública nacional por la temporada de lluvias que tiene con emergencias a quince departamentos.

Esta petición fue hecha por el mandatario porque, solo en Antioquia, ya van 57 personas fallecidas, en su mayoría, porque han quedado atrapadas en derrumbes o crecientes de afluentes.

El último caso fue en la vereda San José, en el municipio de Urrao, donde una avenida torrencial cobró la vida de una persona mientras realizaba trabajos en el acueducto de su finca.

Por otro lado, la directora del Ideam, Yolanda González, confirmó que Antioquia ha sido el departamento más afectado por estas emergencias en todo el país, por lo que se deben tomar medidas urgentes.

“Tenemos unos antecedentes para el departamento de suelos saturados, de amenaza de deslizamiento, de movimientos en masa y también los niveles significativos de los ríos que climatológicamente debían haber bajado y no lo han hecho”, precisó.

De acuerdo con el Dagran, el Suroeste, Bajo Cauca y Urabá han tenido mayor riesgo, específicamente por los movimientos en masa. En el último informe de esta entidad hay cuatro municipios que están en alerta roja por probabilidad alta de deslizamiento de tierra. Esas poblaciones serían Ituango, San Francisco, Jericó y Barbosa.

Las autoridades recomiendan no exponerse a las zonas de deslizamiento e inundación, vigilar los niveles de los ríos y quebradas, evitar ubicarse en campos abiertos mientras se presentan tormentas eléctricas y seguir las recomendaciones para cada caso dispuestas por los organismos de socorro de cada municipio.