Home

Medellín

Artículo

El Bagre, Antioquia.
El Bagre, Antioquia. - Foto: Personería de El Bagre.

antioquia

Nuevo ataque contra la fuerza pública en El Bagre: estación de policía fue atacada con granada

El hecho se registró la noche del jueves 21 de julio. En lo corrido de este año, los ilegales han protagonizado dos ataques terroristas en este municipio del Bajo Cauca antioqueño.

Una pareja de sicarios que se movilizaban en una motocicleta tiró un artefacto explosivo contra la estación de Policía en el municipio de El Bagre, ubicado en la subregión del Bajo Cauca antioqueño donde delinquen los hombres de la organización delincuencial del Clan del Golfo.

El hecho se presentó en la noche de este jueves cuando la población dormía. Una fuerte detonación hizo eco en las calles mientras los uniformados estaban dentro de las oficinas del comando.

De acuerdo con el reporte de la Policía en Antioquia, la explosión se escuchó a las 9:50 a. m. La granada cayó en la entrada de las instalaciones, lanzada por los ilegales cuando la moto estaba en movimiento.

Los daños no fueron traumáticos, el personal de la institución quedó ileso y los vehículos no tuvieron afectaciones, así como se libró la infraestructura de la estación de policía.

En medio del caos que generó el artefacto explosivo, los miembros de la fuerza pública no dieron con el paradero de los responsables, dado que huyeron segundos antes del estruendo. Sin embargo, el comando advirtió que dará con el paradero de los protagonistas.

En lo que va corrido de este año, en esta población del Bajo Cauca se han cometido dos ataques terroristas con artefactos incendiarios y cargas con elementos de dinámica, según la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía.

En esos hechos fueron heridos tres hombres, mientras que otros dos fallecieron. Todos los acontecimientos fueron asociados a las organizaciones delincuenciales que operan en El Bagre.

En el radar de las autoridades hay grupos locales que trafican con estupefacientes y otros dos con las capacidades armadas de generar terrorismo: la guerrilla del ELN y el brazo armado de Uldar Cardona Rueda del Clan del Golfo.

Precisamente, este hecho podría estar relacionado con el plan pistola que ordenaron activar los cabecillas de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia como retaliación por los golpes que han recibido. Este mes, seis policías han muerto violentamente en Antioquia a manos del grupo ilegal.

La Alcaldía de El Bagre confirmó que en las próximas horas se realizará un consejo de seguridad para evaluar la situación de orden público y, con base en la información que suministre la Policía, se tomarán las decisiones que sean necesarias para reducir los riesgos.

Por otro lado, se conoció que los estudiantes del pregrado en Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Antioquia suspendieron las clases presenciales en la subregión de Urabá por cuenta de las acciones terroristas que ha protagonizado el Clan del Golfo en contra de la fuerza pública.

La decisión se tomó en común acuerdo entre los alumnos y los docentes que viajan desde Medellín hacia el municipio de Turbo a dictar las clases. Esta semana, los cursos se tomarán de manera virtual, dado que hay temor entre la comunidad académica por el accionar de los sicarios.

A través de un mensaje interno que fue transmitido desde la Facultad de Comunicaciones hacia los estudiantes, el Comité de Departamento resolvió que “todas las clases restantes del semestre deberán realizarse mediadas por la tecnología, toda vez que la situación de orden público se ha visto afectada (…) y no asiste el cuidado de la vida”.

Pero el director de Regionalización de esta institución de educación superior, Jorge Gallego, explicó que en las tres sedes cuentan con las garantías de seguridad para brindar la formación de manera presencial. Sin embargo, la desconfianza ha calado en los últimos días.

Si bien 30 de las 31 carreras que ofrece la UdeA en esta subregión están operando de manera regular, los docentes del área de las comunicaciones han expresado tener miedo por el plan pistola que ordenó activar alias Chiquito Malo, heredero de alias Otoniel.