antioquia

Operativo contra la minería ilegal afecta las finanzas del Clan del Golfo en Antioquia

El Gobierno nacional aseguró que las operaciones contra las AGC seguirán activas en medio de la jornada electoral.


Las subestructuras del Clan de Golfo recibieron otro golpe en Antioquia. Esta vez las autoridades debilitaron sus economías ilegales que gestionan a través de la minería en el Bajo Cauca del departamento, donde tiene amplio despliegue el grupo ilegal.

La operación fue adelantada por la Fuerza Aérea, Ejército y la Policía en el corregimiento El Jardín del municipio de Cáceres. Los uniformados arribaron a una unidad de producción minera de diez hectáreas donde el grupo armado tenía maquinaria amarilla para la explotación ilícita.

Según el Comando Aéreo de Combate Número Cinco, este terreno removió 950 metros cúbicos del suelo, deforestó 6.000 árboles, lo que provocó el deslizamiento de ecosistemas nativos y contaminación sobre el caudal del río Cauca.

Los estudios dan cuenta de que el área afectada se tardaría entre 20 y 30 años en ser restauradas con un costo aproximado de 1.000 millones de pesos.

Ahora bien, las autoridades responsabilizaron a los integrantes de la estructura Roberto Vargas Gutiérrez, de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), el segundo nombre de respaldo del grupo que lideró alias Otoniel.

Con este golpe, a los bolsillos de los ilegales dejarán de entrar mensualmente más de mil millones de pesos; además, la maquinaria que fue destruida estaba avaluada en 900 millones de pesos.

“De esta manera, las Fuerzas Militares aportan a la conservación y recuperación de los recursos naturales y afluentes hídricos del departamento de Antioquia”, concluyó el Comando Aéreo.

La ofensiva seguirá

El ministro del Interior, Daniel Palacios, aseguró que las operaciones contra los grupos delincuenciales en Antioquia no se desactivarán en medio de la jornada electoral del próximo 29 de mayo.

En medio del consejo de seguridad que se llevó a cabo en Medellín este jueves, señaló que van tras los miembros del Clan del Golfo, disidencias de las Farc y subestructuras del ELN que tienen presencia en las nueve subregiones del departamento.

“Hemos establecido los lugares de riesgo en el Nordeste, Oriente, Urabá y Magdalena Medio en donde se ha priorizado ese despliegue de la fuerza pública [para las elecciones]. Sin embargo, toda la capacidad de la fuerza pública continúa en ofensiva contra los grupos armados organizados”, dijo el ministro.

Capturados dos presuntos sicarios que tenían azotado el nordeste de Antioquia

En Yolombó, Antioquia, fueron capturados dos supuestos integrantes del grupo sicarial Clan del Golfo. Se trata de Kevin Alejandro Salazar Barrientos y Daniel Esteban Osorio Morales, quienes estarían involucrados en asesinatos selectivos y cobro de extorsiones en el nordeste de Antioquia.

Estas dos personas fueron capturadas en situación de flagrancia por unidades de la Policía Nacional en el sector de Las Margaritas, en Yolombó. Durante el procedimiento les fueron encontrados un revólver, 17 cartuchos, un proveedor y dos radios de comunicaciones.

Un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales les imputó los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso restringido y privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos, y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

Los capturados no aceptaron los cargos, pero deberán ir a la cárcel, según el reporte de la Fiscalía.

Además, más temprano, se dio la detención de Antonio Ballesteros, alias Toño, un narcotraficante puro, dijo la Policía, al servicio de Jobanis de Jesús Ávila Villadiego, heredero de Otoniel y uno de los principales promotores del paro armado que realizó el Clan del Golfo como respuesta a la extradición de su cabecilla principal.

Alias Toño fue capturado por la Policía en un operativo adelantado en el departamento de Antioquia.
Alias Toño fue capturado por la Policía en un operativo adelantado en el departamento de Antioquia. - Foto: Policía

“Comienza a cerrarse el cerco sobre Chiquito Malo. En las últimas horas, la Dijín capturó a uno de los hombres de confianza de este cabecilla del Clan del Golfo, por quien el Gobierno colombiano ofrece una recompensa de hasta cinco mil millones de pesos”, dijo el director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas.