medellín

Dos hombres fueron retenidos y amarrados por un grupo delincuencial en Medellín

Los defensores de derechos humanos piden garantías de seguridad para estabilizar el orden público en el barrio Belén Zafra.


La Corporación Humanitaria Justicia al Derecho denunció que dos jóvenes fueron sacados de su vivienda por hombres armados en la comuna 15 de Medellín. Al parecer, los mantuvieron retenidos por varias horas y los amenazaron de muerte.

El hecho delincuencial habría sido protagonizado por el grupo ilegal de Los Pájaros en medio de sus imposiciones de reclutamiento, extorsiones e intimidaciones violentas contra quien no respalde sus objetivos.

La retención ocurrió en la mañana del jueves en el barrio Belén Zafra. Julio Rengifo, vocero de la Corporación, detalló que los obligaron a salir de la casa sin oportunidad de cuestionar la orden: “Los llevaron a un sector conocido como Los Magos, ahí los amarraron, les dijeron que los iban a matar y a picar”, dijo el líder.

Agregó que fueron los vecinos quienes alertaron a los miembros de la Corporación sobre la violación. A su vez, ellos le transmitieron el mensaje a la Policía Nacional en tiempo real en sus redes sociales.

“Alerta!!! La banda criminal Los Pájaros en estos momentos tiene retenidos dos jóvenes para asesinarlos en el barrio Belén Zafra. Esperamos la Policía logre salvar sus vidas”, se lee en la cuenta de Twitter de la Corporación Humanitaria Justicia al Derecho.

Los miembros del Gaula armaron un plan candado en el sector que obligó a los ilegales a movilizar a los retenidos hacia una vivienda. Ante la presión de las autoridades los hombres armados dejaron en libertad a los jóvenes con la advertencia de que no podían acusar a nadie de los delitos; es decir, guardar absoluto silencio.

“No hemos podido hablar con los muchachos porque están atemorizados, tienen mucho miedo porque los amenazaron. La vida de los muchachos está corriendo riesgo, estamos gestionando la protección”, comentó el líder social.

De momento, las autoridades no se han pronunciado sobre este caso que -a juicio de los defensores de los derechos humanos- agudiza la situación de orden público en el barrio Belén Zafra, donde “los ilegales han impuesto la ley”.

Aterrador: la Policía halló dos cadáveres envueltos en el Valle de Aburrá

La Policía Metropolitana reportó la muerte violenta de tres personas en las últimas horas en el Valle de Aburrá. Dos hombres y una mujer fueron ultimados en circunstancias que son analizadas por las autoridades. Entre las víctimas hay una reconocida DJ de Medellín.

El primer caso ocurrió en la mañana del jueves, cuando una persona alertó a la línea de emergencia sobre un cadáver que estaba envuelto en una sábana en la vereda El Noral, ubicada en cercanías a la autopista Medellín-Bogotá, en jurisdicción del municipio de Copacabana.

Las unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía lo identificaron como Juan Esteban Velásquez, un estudiante de 21 años que portaba un carné de la Universidad de Antioquia. De acuerdo con la información preliminar, el joven habría sido lanzado desde un vehículo fantasma.

Más tarde, Carlos Daniel Gómez, un migrante de 35 años, fue ultimado con múltiples heridas causadas con arma blanca en el barrio Boston de Medellín. Al parecer, el homicidio se cometió en medio de un hurto que el hombre habría protagonizado.

El reporte de la Secretaría de Seguridad y Convivencia del distrito da cuenta que la víctima fue sorprendida dentro de una residencia, él se lanzó por el balcón del segundo piso hacia la vía pública, donde fue agredido por un grupo de personas y falleció mientras la Policía lo trasladaba hacia el Hospital San Vicente Fundación.

Finalmente, en un inquilinato de Itagüí se halló el cadáver de una DJ envuelto en una bolsa con las manos amarradas y una herida con arma cortopunzante en el pecho.

La escena del crimen fue vista por el padre de la artista, que era conocida en redes sociales como Magic, Marcela Graciano.

Los familiares desconocían su paradero desde el pasado domingo y fue un olor a descomposición que dio los primeros indicios de su ubicación. Según la investigación, el principal sospechoso es un sujeto que también tenía una habitación en la residencia.