medellín

Secuestro terminó en persecución armada en Medellín: un delincuente se lanzó al río

Los delincuentes pretendían hurtar el carro que circulaba en la capital de Antioquia, sacándolo hacia el occidente del departamento.


Un operativo de película ocurrió en las últimas horas en la capital de Antioquia: los miembros de la Policía Nacional lograron liberar a un conductor que fue retenido ilegalmente por una pareja de delincuentes mientras le ofrecía los servicios de transporte público por medio de una aplicación digital. Un hombre fue capturado por este hecho.

Todo empezó en horas de la noche. En inmediaciones al sector de Belén, dos hombres se montaron a un carro particular que los trasladaría a un punto del Valle de Aburrá, luego de haberlo solicitado vía internet. En medio del recorrido, los sujetos obligaron al propietario del automotor a ceder el volante mientras le apuntaban con un arma.

Una vez tomaron el poder del vehículo, la víctima fue amarrada en las sillas traseras y la pistola lo seguía viendo a la cara durante la huida de los delincuentes por las calles del centro de Medellín. Alguien se dio cuenta del secuestro y alertó a las autoridades a través de la línea de emergencia 123, por lo que las unidades estaban advertidas.

Cuando cruzaban por una zona del norte, un cuadrante le pidió al automotor que frenara su trayecto para inspeccionar el carro. Sin embargo, el conductor hizo caso omiso y aceleró la carrera por la autopista norte y adentrándose al municipio de Bello, con miras a cruzar hasta Copacabana.

En medio de las dos poblaciones del Valle de Aburrá, la Policía les bloqueó la vía. En ese instante, el ilegal que manejaba el carro descendió y accionó el arma de fuego contra los miembros de la fuerza pública que lo tenían en la mira, mientras le salía al paso por las inmediaciones de la zona. No obstante, no tuvo más remedio que lanzarse a un afluente.

El coronel Rolfy Mauricio Jiménez, subcomandante de la Policía Metropolitana, explicó que el objetivo de los hombres armados era hurtar el vehículo, pero no dio detalles de lo que aspiraban hacer con el propietario del automotor que sufrió amenazas en medio del recorrido.

“Una vez rodeados estos delincuentes, el conductor del vehículo emprende la huida a través del río Medellín. El resultado de toda esta operación: se recupera el vehículo, se logra capturar a uno de los delincuentes y, al interior de este vehículo, llevaban bajo intimidación a su víctima que es sacado de esta situación de riesgo”, afirmó el coronel.

Esta no es la primera vez que ocurre un escenario similar. De acuerdo con las estadísticas de esa institución, diez personas han denunciado ser víctimas de los delincuentes en las modalidades de secuestro simple y extorsivo en Antioquia. En su mayoría, los hechos se han registrado en los municipios de Bello, Medellín, Sabaneta y Yolombó.

Recientemente, otro conductor de una plataforma digital fue retenido ilegalmente en la capital de Antioquia. Tal como se presentó en las últimas horas, dos sujetos solicitaron un viaje a través de la plataforma, cuyo lugar de partida era el barrio Los Colores. La víctima aceptó el servicio y se dirigió hasta este sector del occidente de la ciudad.

Cuando se montaron en el vehículo, el conductor fue intimidado con armas de fuego, le arrebataron sus objetos de valor y lo quitaron del volante para darse a la huida, mientras lo tenían bajo presión en el mismo automotor.

El grupo de ilegales rodó el carro sin rumbo fijo por varias comunas de Medellín. Ante la escena, las autoridades recibieron el reporte de otros conductores en el que alertaron sobre el inusual caso.

La Policía Metropolitana activó las medidas urgentes para inmovilizar el vehículo con el seguimiento de las cámaras de seguridad y varias unidades de la institución en el terreno, desconociendo el alcance de los ilegales.