Tendencias

Home

Medellín

Artículo

En la madrugada de este sábado 25 de septiembre perdió la vida el patrullero de la Policía, Juan Camilo Toro Murillo, en medio de actividades de prevención de seguridad en zona urbana de Quibdó chocó.
En la madrugada de este sábado 25 de septiembre perdió la vida el patrullero de la Policía, Juan Camilo Toro Murillo, en medio de actividades de prevención de seguridad en zona urbana de Quibdó chocó. - Foto: Policía Nacional

nación

Un policía muerto y otro herido dejó atentado sicarial en Quibdó, Chocó

Los hechos ocurrieron en la madrugada de este sábado 25 de septiembre.

En la madrugada de este domingo 25 de septiembre, perdió la vida el patrullero de la Policía Juan Camilo Toro Murillo, en medio de actividades de prevención de seguridad en zona urbana de Quibdó, en el Chocó.

El coronel Diego Mauricio Córdoba Rojas, comandante encargado del departamento de Policía del Chocó, contó que los hechos tomaron desprevenidos a los uniformados y además resultó herida con arma de fuego una patrullera.

“Todas nuestras capacidades operativas e investigativas se encuentran trabajando para el esclarecimiento de estos hechos. Toda nuestra solidaridad y condolencias para la familia de nuestro patrullero y pronta recuperación para nuestra patrullera Geraldine, quien se encuentra en centro asistencial”, agregó Rojas.

Cabe recordar que en Quibdó hacen presencia grupos armados del Clan del Golfo, entre otras organizaciones criminales, que se disputan el control territorial y otras actividades ilícitas. Además, el obispo Juan Carlos Barreto había manifestado hace algunos meses, en conjunto con otros obispos de Antioquia, la difícil situación de orden público y los constantes asesinatos en los territorios, donde aseguraban que “el Clan del Golfo se había tomado el departamento”.

Sin embargo, estos hechos del patrullero asesinado y la patrullera herida son materia de investigación de las autoridades, que utilizan todos los mecanismos de recolección de datos para dar con los responsables de estos lamentables hechos.

Con base en el Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Nacional, en lo que va corrido del año, en Quibdó han perdido la vida violentamente cerca de 124 personas. Buena parte de los casos ha sido asociada al enfrentamiento de las organizaciones ilegales por el control territorial.

El 98 % de los homicidios se ha cometido con armas de fuego, mientras que los restantes, con elementos cortopunzantes. En la lista de víctimas aparecen menores de edad y adultos, cuyo índice mayor está acumulado por hombres.

Ahora bien, en esa zona del país se tiene el registro de dos homicidios múltiples, cifras referenciadas hasta el 31 de agosto.

Promesa del fútbol fue asesinada en Quibdó

Un joven de 17 años que soñaba con estar en las grandes ligas del fútbol fue asesinado el pasado 19 de septiembre en la zona urbana de Quibdó, capital del departamento de Chocó. Una vez salió de visitar a su novia, la víctima fue abordada por un sicario que le arrebató la vida con varios impactos de bala. La Policía Nacional está buscando al responsable.

Los hechos se presentaron en el barrio Minuto de Dios cuando se movilizaba en una motocicleta. Si bien las autoridades creen que podría estar relacionado con un tema pasional, la comunidad denunció que este caso podría estar relacionado con las fronteras invisibles que las organizaciones delincuenciales tienen activas en varios sectores.

Kevin Salas Mosquera estaba matriculado en el grado once de la Institución Educativa Antonio María Claret de Quibdó. De acuerdo con el relato de sus allegados, él aspiraba a tener una buena formación luego de la graduación de secundaria para cumplirle las promesas a su madre. Su muerte violenta tiene conmocionada a la población.

Las redes sociales están inundadas de mensajes donde piden investigaciones urgentes para esclarecer el homicidio. El hecho también fue aprovechado para elevar las preocupaciones por las difíciles condiciones en las que se encuentra el departamento: la extorsión, minería y rutas de narcotráfico son los objetivos de los ilegales.

“Hoy apagaron tu luz acá en la tierra, pero seguirás brillando con luz propia al lado de nuestro señor. Paz en tu tumba y mucha fortaleza para tus familiares”, fueron las palabras que escribió una de las profesoras que le dictó clases, Yami Becerra Palacios, quien adjuntó fotografías donde se le observa junto a Salas Mosquera en el colegio.