antioquia

Voraz incendio en el centro histórico de Santa Fe de Antioquia

Además, ese municipio está en alerta por el tránsito de la onda tropical que podría generar deslizamientos de tierra e inundaciones.


En la madrugada de este miércoles, una nueva emergencia afectó a la población de Santa Fe de Antioquia: las llamas consumieron dos locales comerciales que estaban ubicados en el parque principal de esa localidad del occidente del departamento.

La conflagración comenzó a las cuatro de la mañana y no había organismos de socorro en el municipio para atender el incidente, fue la propia comunidad la que redujo el fuego con baldes de agua.

En imágenes registradas en redes sociales se observa la fuerza del incendio que sobrepasó los techos de los establecimientos comerciales que ofrecían servicios a los cientos de turistas que viajan a Santa Fe para conocer el monumento nacional que mantiene la arquitectura de la época colonial.

De acuerdo con el reporte del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres de Antioquia, el incendio estructural fue atendido por los cuerpos de bomberos de los municipios de San Jerónimo y Sopetrán que, tras varios minutos de estar activo el fuego, extinguieron los puntos calientes.

La evaluación preliminar da cuenta que no hubo personas lesionadas, solo daños materiales que son evaluados por los propietarios; sin embargo, las autoridades presumen que son millonarios.

De momento, se desconocen las causas que generaron la conflagración que tiene conmocionada a la comunidad porque guardan fiel aprecio por el centro histórico que es protegido por las entidades culturales y patrimoniales del Estado.

Las críticas

La Alcaldía de Santa Fe de Antioquia afirmó que, a pesar del riesgo inminente que había en el municipio, los bomberos locales se negaron a prestar el servicio, por lo que el proceder fue calificado como negligencia.

En comparación, ellos respondieron que no actuaron porque la administración les debe una gran cantidad de dinero para poder operar. En un comunicado emitido recientemente, responsabilizaron a la Alcaldía de lo que pudiera pasar a razón de que la deuda respondería a una situación política.

“De conformidad con los estudios realizados por nuestra institución, a la fecha, la actual administración municipal no ha realizado ninguna acción presupuestal y contractual. (…) Habiendo reducido nuevamente el presupuesto de la vigencia del 2022 para la prestación del servicio, sin que dicha decisión se sustentará en un aspecto técnico, operativo, administrativo y financiero”, escribieron los miembros de la institución de voluntarios.

Con base en sus cuentas, el saldo pendiente supera los 40 millones de pesos, cifra adeudada desde el año 2021 que no ha sido cancelada a pesar de la intervención de la delegación departamental de bomberos.

“Nuestra institución no solo requiere de voluntad entre las partes, lo cual siempre ha existido, sino los recursos financieros suficientes determinados bajo un criterio objetivo, técnico y jurídico”, concluyeron los socorristas.

Mientras que el mandatario local, Felipe Pardo, aseguró que ha actuado al margen de la ley cumpliendo con el convenio de acuerdo con los acuerdos municipales y tasa bomberil que, para el 2021, fue de $ 153.126.604. En consecuencia, les han desembolsado $ 138.243.774, por lo que les falta por cubrir al menos $ 14.882.830, cosa que refutan los integrantes del organismo.

El alcalde agregó que, sumando estos recursos, los ha apoyado entregando en comodato un espacio donde concentran sus operaciones junto a las donaciones de una ambulancia y una camioneta con el fin de que atiendan todos los eventos que representen un riesgo para las poblaciones.

Es decir, negó que las decisiones estén enmarcadas en coyunturas políticas y que ha trabajado con ellos en el consejo municipal de gestión del riesgo de desastres, tal como lo sugiere la ley. Para desminar las dudas, le pidió a la Contraloría que haga una auditoría sobre cómo se han utilizado los recursos de la tasa bomberil.