Home

Pereira

Artículo

Andrés Guillermo Ibargüen Rivas, sobreviviente de deslizamiento que sepultó a un bus en Risaralda.
Andrés Guillermo Ibargüen Rivas, sobreviviente de deslizamiento que sepultó a un bus en Risaralda. - Foto: Cortesía: API.

risaralda

Habla sobreviviente de la tragedia en Risaralda: “Me tiré y luego todo quedó cubierto de piedras”, cuenta entre lágrimas que su papá quedó atrás

De momento, se confirmó el fallecimiento de dos personas y seis lesionados.

Andrés Guillermo Ibargüen Rivas logró escapar del deslizamiento tierra que sepultó al bus de servicio público en el que se movilizaba junto a otras 26 personas en el departamento de Risaralda. Entre lágrimas, relató el terror que enfrentó en la mañana de este domingo.

Él se montó en la madrugada en el automotor que salió de la ciudad de Cali con destino hacia Chocó. Una lluvia de piedras y material vegetal les frenó el paso cuando el carro se movía entre los municipios de Santa Cecilia y Pueblo Rico, a más de 4 horas de su destino.

En conversación con la emisora de Lloró Stereo, Ibargüen detalló que el conductor del automotor alcanzó a observar que la montaña se estaba desprendiendo. En consecuencia, tomó la decisión de retroceder para esquivar los elementos que estaban cayendo.

“Se estaba derrumbando una parte y el bus estaba un poco atrás. El señor del bus iba retrocediendo, cuando iba retrocediendo, se vino todo encima del bus”, relató el sobreviviente que está siendo atendido en una clínica de la ciudad de Pereira.

Él compartió el asiento del viaje junto a su padre. Ambos maniobraron para salir con vida del deslizamiento que cubrió completamente al vehículo, a la altura del kilómetro 17, en la vía que une al departamento de Chocó con los municipios del Eje Cafetero.

La víctima comentó entre lágrimas lo que vivió después de recibir los impactos de las piedras: “Yo estaba con mi papá al lado. Mi papá (llora) me ayudó a salir del bus por un huequito. Me tuve que tirar al barranco”, afirmó el hombre mientras lamentaba el dolor.

Sin embargo, cuando alcanzó a salir del automotor, el carro ya estaba bajo la tierra, por lo que su padre no pudo evacuar: “Cuando me tiré, ya se había tapado todo. Tuve que pasar cierta parte para que esas piedras no me cayeran encima”, concluyó el sobreviviente.

Luego se sentó en una parte del sector a observar el suceso que hoy lamenta el país. Los organismos de socorro tardaron en llegar. Él atestiguó cada segundo del incidente donde quedó atrapado su padre. Estuvo frente al deslizamiento hasta que lo montaron en una ambulancia hacia Pereira.

Otra historia

Ya son dos las víctimas mortales que deja el deslizamiento de tierra que sepultó un vehículo de servicio público en una carretera de Risaralda. Con el paso de las horas, se conocen detalles de esta tragedia que enluta al país.

El gobernador de este departamento, Víctor Manuel Tamayo, reveló que una menor fue vista dentro del automotor con vida, mientras estaba aferrada al cuerpo, sin signos vitales de quien sería su madre.

“Se nos ha informado que hay tres personas con vida y una de ellas es una menor que está abrazada a su madre, quien desafortunadamente murió”, afirmó el mandatario regional desde el sitio donde ocurrió la emergencia.

Con base en el reporte preliminar del incidente, la niña no ha podido ser rescatada dado que el vehículo está cubierto con piedras de grandes magnitudes. Los organismos de socorro maniobran para evacuarla de la zona donde se encuentra.

Ella salió de la ciudad de Cali con destino al departamento de Chocó en la madrugada de este domingo, al igual que los otros 26 ocupantes que tomaron el servicio terrestre por las carreteras de Risaralda. Sin embargo, fue frenado por un desprendimiento de tierra.

Una lluvia de material rocoso cayó sobre el bus y otros automotores que se movilizaban entre los municipios de Pueblo Rico y Santa Cecilia en la mañana de este 4 de diciembre. En imágenes registradas en las redes sociales se documentaron los momentos de angustia.

Los testigos pedían a gritos la presencia de organismos de socorro y maquinaria amarilla que ayudara a remover todos los elementos que cayeron, con el propósito de rescatar a los ciudadanos que quedaron sepultados.

De momento, las autoridades que están en la zona informaron que seis personas han sido evacuadas con éxito. Todos fueron remitidos en ambulancias a la cabecera municipal de Pueblo Rico. Tras la gravedad de las lesiones, se transportaron hacia la ciudad de Pereira.