Home

Pereira

Artículo

Deslizamiento sepultó a un bus en Risaralda.
Deslizamiento sepultó a un bus en Risaralda. - Foto: Cortesía: UNGDR.

risaralda

Lluvias complican búsqueda de pasajeros de bus atrapados en un deslizamiento en Risaralda

Hasta el momento se ha confirmado el fallecimiento de dos personas.

Los organismos de socorro del departamento de Risaralda avanzan en las labores de rescate para dar con el paradero de las personas que están atrapadas en un deslizamiento de tierra, sepultadas mientras se movilizaban en un bus de servicio público.

Aunque se desconoce el número exacto de desaparecidos, la empresa que vendió los tiquetes del viaje que salió de Cali con destino a Chocó dio cuenta de que 25 ciudadanos se montaron al vehículo. Además, dos operarios que se encargaban de conducir.

Hasta el momento se tiene el reporte de una menor de edad y otra mujer adulta fallecidas, y de otras seis personas que salieron del automotor con varias lesiones, afectaciones que son atendidas en centros hospitalarios de la ciudad de Pereira.

La Gobernación de Risaralda describió que las tareas de rescate están siendo amenazadas por las fuertes lluvias y otros movimientos en masa que se están presentando en el lugar de la emergencia: la vía que comunica a los municipios de Pueblo Rico y Santa Cecilia.

Los bomberos se están enfrentando al material que se sigue desprendiendo de la montaña que se cayó en la mañana de este 4 de diciembre. Desde la cima se está soltando material rocoso que podría aumentar el nivel de la tragedia.

“En este momento siguen trabajando los organismos de socorro y la Policía Nacional para poder ingresar al vehículo. Lo que se nos ha informado es que hay tres personas con vida, una de ellas una menor”, reveló el gobernador, Víctor Manuel Tamayo Vargas.

Además de la desestabilización que hay en el terreno por cuenta de la insistencia de las precipitaciones, la dificultad para evacuar a las víctimas es que el automotor está cubierto de piedras y no de lodo, contrario a las primeras advertencias.

Frente a este escenario, las autoridades departamentales tomaron la decisión de extender las labores de rescate hasta las seis de la tarde, siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan, dado que el riesgo para los socorristas podría ser inminente.

De igual manera, el departamento administrativo de gestión del riesgo agendó una reunión extraordinaria en el municipio de Pueblo Rico a las cinco de la tarde de este domingo para evaluar las cifras de víctimas y las acciones que se tomarán el lunes.

Los pasajeros

La planilla de viaje del bus que salió de la terminal de Cali revela que el vehículo fue despachado a las 12:30 de la madrugada hacia Condoto y Quibdó, con dos conductores a bordo y al mando de uno de ellos identificado como John Feniber Gaviria.

Pasajeros (pasajes) y sus destinos:

  • Jessica Ktheri (Istmina)
  • Elvia Fresmeda, tres pasajes (Condoto)
  • María Belemicia (Istmina)
  • Ana Joaquina, dos pasajes (Istmina)
  • Guillermo Ibarg, tres pasajes (Istmina)
  • Elías Borja (Istmina)
  • Samuel Ayala (Istmina)
  • Daviany Saray M. (Istmina)
  • Gloria Cecilia (Istmina)
  • Sandra Milena S. (Istmina)
  • Marlyn Daniela, dos pasajes (Condoto)
  • Diego Mauricio (Istmina)
  • Rosa Emilia (Condoto)
  • Andrés Felipe P. (Condoto)
  • Juan Davis Ruiz (Condoto)
  • Matius Mina (Condoto)
  • Yury Ismelda (Condoto)

De acuerdo con el reporte oficial del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue), la primera víctima mortal fue una niña de aproximadamente siete años, que llegó sin signos vitales al hospital del municipio de Puerto Rico.

Por su parte, el gerente del Terminal de Transportes de Pereira, Héctor Fabio Artunduaga, dijo: “Nosotros tenemos conocimiento que se ha desplazado una buena cantidad de organismos de socorro hacia ese lugar y nos han dicho que de pronto las personas que iban en la buseta tuvieron la oportunidad de salir por la claraboya”.

“Qué tragedia tan berraca...”

“Acaba de venir un derrumbe... un carro está tapado y vea... ¡Qué tragedia tan berraca! Allá está la buseta pitando. El carro donde venía mi cuñada se tapó, pero pudieron salir, pero ahí hay gente tapada”, dice con desconsuelo un hombre que graba lo que está viendo.

En otro video, un hombre, “desde el lugar de la tragedia”, hace un llamado para que lleguen “equipos de reanimación, hay personas que las han logrado sacar de la tierra, pero se han muerto en el camino porque no hay equipo de reanimación. Necesitamos cobijas... hay muy poca presencia. Por favor, ayúdennos con equipos de reanimación, la gente se está muriendo”, dice.

El descomunal derrumbe se presentó hacia las 5:00 de la mañana de este domingo 4 de diciembre en la vía que comunica el departamento de Risaralda con Chocó y hasta el momento deja al menos un reporte de 30 personas entre la tierra, los escombros y las ramas, convirtiéndose en la tragedia más grande de los últimos tiempos en la zona, en medio de la ola invernal.

SEMANA conoció el listado de quienes serían los pasajeros del bus de la empresa Arauca, que quedó bajo tierra; algunos de ellos lograron salir con vida a pesar de las lesiones y fueron transportados en vehículos de organismos de socorro hasta los centros asistenciales, y otros llegaron por sus propios medios.

En un video que ha sido compartido en redes sociales se escucha a un hombre relatar lo ocurrido justo minutos después.

“Se acabó de venir un derrumbe acá de Pueblo Rico pa’bajo, tapó una occidental, un carro, allá están tapados. Qué tragedia tan berraca”, dijo un hombre que grabó un video contando lo ocurrido.

En el mismo video se escucha incluso al hombre decir que familiares suyos lograron salir luego de que su vehículo también quedara en la zona del derrumbe.

Los reportes

El reporte de Gestión del Riesgo indica que continúa el rescate de personas atrapadas bajo tierra por parte de los organismos de emergencia de la zona conocida como La Cabaña, con apoyo de los organismos de Pueblo Rico y Santa Cecilia.

De acuerdo con Ximena Carmona, coordinadora departamental de Gestión del Riesgo encargada, hasta el momento no hay reporte oficial de personas muertas; sin embargo, las imágenes conocidas de las labores de rescate son desconsoladoras.