Home

Pereira

Artículo

Derrumbe en la vía Risaralda-Chocó dejó varios vehículos sepultados
Derrumbe en la vía Risaralda-Chocó dejó varios vehículos sepultados - Foto: Tomada de Twitter @Afromedios

nación

Tragedia: derrumbe en la vía Risaralda-Chocó dejó varios vehículos sepultados, entre ellos, un bus. Hay desolación en la zona

Un alud de tierra a la altura de Pueblo Rico dejó varios vehículos sepultados, con pasajeros a bordo.

Una terrible tragedia con muchos precedentes ocurrió en la mañana de este domingo 4 de diciembre en la vía a la altura del municipio de Pueblo Rico, Risaralda. Sobre el costado oriental de la cordillera Occidental, varios vehículos, incluida una buseta con pasajeros a bordo, quedaron sepultados por un deslizamiento de tierra.

La primera víctima mortal de la emergencia fue una menor de edad de al menor 7 años, que según información de testigos en la zona, se movilizaba junto a alguien más, en una motocicleta cuando la montaña se vino abajo.

“Se acabó de venir un derrumbe acá de Pueblo Rico pa’ bajo, tapó una occidental, un carro allá están tapados. Qué tragedia tan berraca”, dijo un hombre que grabó un video contando lo ocurrido.

En el mismo video se escucha incluso al hombre decir que familiares suyos lograron salir luego de que su vehículo también quedara en la zona del derrumbe.

“El carro donde la mujer y mi cuñada venían se taparon, pero pudieron salir de allá gracias a Dios, pero allá hay gente tapada”, aseguró el hombre.

La zona donde ocurrió la emergencia es conocida como La Cabaña. Algunos testigos aseguran que la peor parte la llevó un bus de la empresa Arauca que, llevaba el cupo completo. Organismos de socorro y ciudadanos voluntarios tratan de auxiliar a las víctimas con picos y palas removiendo la tierra y las ramas que quedaron en el lugar.

Cinco desaparecidos tras derrumbe de una misma familia

En la noche del jueves, 10 de noviembre, en la vereda El Molino, ubicada en el municipio de Villa Caro en Norte de Santander se registró un derrumbe que, según el Gobierno departamental, dejó damnificadas a más de 20 familias.

“Las 28 familias afectadas de la vereda El Molino ya se encuentran alojadas en la escuela Nuestra Señora del Rosario, donde con profesionales de Defensa Civil y de salud se les está brindando atención psicosocial y médica”, informó la Gobernación.

Agregaron que, “de igual forma, equipo de la Cruz Roja Colombiana hace entrega de ayuda humanitaria de emergencia a estas familias, ayudas que se suman a las 200 que fueron enviadas por la Gobernación de Norte de Santander, las cuales se están trasportando con apoyo de Defensa Civil Colombiana”.

Las autoridades señalaron que se desconoce el paradero de cinco personas. El gobernador, Silvano Serrano, aseguró que los desaparecidos pertenecen a una misma familia.

“La magnitud del desastre que se ha presentado en el municipio de Villa Caro es realmente grande”, dijo el mandatario, aclarando que oficialmente no pueden reportar si existen víctimas mortales.

Las labores de búsqueda no han podido iniciar debido a las condiciones del terreno y el clima.

Las constantes precipitaciones, que según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) irían hasta mediados del mes de diciembre, tiene perjudicado específicamente a 27 municipios de los 40 que comprende el departamento, entre esos los 11 de la región del Catatumbo.

En ese sentido, la Gobernación de Norte de Santander, a través de la Consejería Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, viene atendiendo esta situación donde han advertido que las cifras de damnificados son alarmantes.

27 municipios al día de hoy ya han declarado su calamidad municipal, tenemos 7.169 familias ya registradas en el registro único de damnificados, 404 familias evacuadas preventivamente, 2.281 viviendas afectadas”, manifestó Adriana Arias, consejera de la entidad hace algunas semanas.

Asimismo, confirmó que los municipios más afectados son: Cucutilla, Tibú, Ocaña, Hacarí, San Calixto, Teorama, Convención, Sardinata, Toledo, Pamplona, Pamplonita, Arboledas, Chinácota, Bochalema, Cúcuta y ahora Villa Caro.